"En este momento tan difícil tenemos que hacer un esfuerzo para fortalecer el sistema de salud", aseguró la edil Graciela Bilello.


Los concejales del Frente de Todos presentaron un proyecto, que se tratará este jueves en el Concejo Deliberante, que propone cobrarle al campo un impuesto especial para fortalecer el sistema de salud de los hospitales Pintos (Azul), Casellas Solá (Caharí) y Ferro (Chillar).

La iniciativa propuesta por los ediles busca que el sector rural abone un impuesto promedio de 3.50 pesos por hectárea, “lo que permitiría de aquí a fin de año incrementar en 63 millones la recaudación para aparatología e insumos”. La concejal Graciela Bilello aseguró que “en este momento tan difícil tenemos que hacer un esfuerzo para fortalecer el sistema de salud”, y agregó que “para tener un panorama, este aporte por hectárea equivaldría a menos de la mitad que el que realiza un contribuyente residencial o comercial, y permitiría comprar 22 respiradores”.

El proyecto presentado por Todos Azul permitiría que se les cobre a los propietarios de tierras en zonas rurales un cuarto lo que se abona en concepto de Tasa por Conservación de la Red Vial Municipal.

La concejal Gabriela Lambusta dijo que “el campo es muy solidario y es de los pocos sectores que no vieron interrumpida su actividad económica con el aislamiento obligatorio. Nos parece un pedido más que racional, son apenas tres pesos con cincuenta por hectárea, lo que equivale, en ocho meses, a 63 millones de pesos que se destinarán específicamente a reforzar el Sistema Municipal de Salud”.

Por su parte, la concejal Cecilia Martínez opinó que “desde hace tiempo venimos escuchando desde el Municipio que las cuentas están en rojo. A eso hay que sumarle que no se puede seguir cargando todo el peso de la recaudación sobre el sector residencial y comercial urbano, que ya está contribuyendo al Fondo de Salud y está al borde del colapso porque llevan casi dos meses sin poder trabajar. Azul es un Partido de 665 mil hectáreas, de las cuales más de 600 mil forman parte de la matriz productiva rural. Entonces, para ampliar la base contributiva del fondo solidario, no queda otra que apelar a la solidaridad y la buena voluntad del sector rural”.




Comentarios