El chico cometió varios asaltos en los últimos meses, tiene varios ingresos en las comisarías de la ciudad y no pueden controlarlo.


Un nene de 12 años tiene en vilo a un barrio de Tandil. En los últimos meses, el chico utiliza una modalidad de robo muy sencilla pero efectiva con otros nenes y personas mayores en el barrio de Villa Italia de la ciudad serrana.

El adolescente se acerca a sus víctimas, les pide un vaso de agua y luego entra a sus casas. Los amenaza. se lleva lo que encuentra a mano y escapa. Según fuentes policiales, el mismo menor sería el autor de varios hechos que sucedieron en los últimos meses.

En diciembre del año pasado, el menor cometió un violento asalto a jóvenes estudiantes del Instituto Martín Rodríguez y uno de ellos resultó apuñalado. En ese caso, el ladrón actuó con un cómplice.

El último jueves, el menor fue detenido por la policía mientras intentaba cometer un robo en la calle Urquiza al 1000. Le pidió agua a un chico que entraba a su casa y cuando le convidó un vaso, intentó ingresar a la propiedad forzando una reja, pero fue reducido por un adulto y posteriormente aprehendido por un policía que pasaba por el lugar.

El menor detenido fue trasladado a la comisaría y, una vez más, fue entregado a sus padres. Según el sitio ABCHoy, los responsables del chico pidieron ayuda para intentar mejorar la conducta su hijo pero no recibieron ayuda.

La Fiscalía del Menor realizó algunas pericias para avanzar en alguna internación, pero por el momento la justicia juvenil no decretó la medida.




Comentarios