A pesar de que en un primer momento se creyó que Valentina Gallina murió por un disparo, el procedimiento médico realizado en Azul reveló que la chica de 19 años recibió "repetidos y violentos golpes en los cabeza.


Valentina Gallina, la joven asesinada este sábado en Olavarría, no falleció de disparo en la cabeza como se dijo en las primeras horas, sino por fuerte golpes en su cabeza. La información fue confirmada luego de la autopsia realizadada en Azul.

Según la pericia, la joven falleció tras recibir “repetidos y violentos golpes en los cabeza” por los que sufrió hemorragias que terminaron causándole la muerte. Además, presentaba golpes en otras partes del cuerpo del mismo sábado y recibidos con anterioridad. Los peritos creen que el asesino habría utilizado al menos un elemento contundente.

El principal sospechoso es Diego Pais, pareja de la víctima, quién se encuentra detenido en tapalqué y quedó acusado por “homicidio agravado”.

El principal acusado del crimen de Valeria.

Valentina Gallina, era hija de Valeria Cazola, una mujer que fue víctima de un femicidio en el año 2008 al ser asesinada a puñaladas por su ex pareja, y en cuyo homenaje fue creada la Casa Popular Valeria, espacio destinado a dar apoyo a mujeres víctimas de violencia de género.

 Este lunes habrá una marcha pidiendo justicia por Valentina y por el esclarecimiento de la muerte de Mabel Olguín a las 19 horas en la Plaza Central de Olavarría .




Comentarios