Arroyito: el duro relato de la mujer que fue atacada por un hombre que le robó e intentó abusarla (Video)

Le robaron a una mujer e intentaron abusar de ella en Arroyito
Le robaron a una mujer e intentaron abusar de ella en Arroyito Foto: Vía Arroyito

La víctima de 62 años forcejeó valientemente con el agresor de 40 años, y llegó la policía.

En la madrugada del lunes 23 alrededor de las 00:00 hs. una mujer de Arroyito, vivió uno de los momentos más crudos y de terribles, cuando al llegar a una vivienda un hombre la atacó, le robó e intentó abusar de ella.

En diálogo con Todo Córdoba Canal 12, M. contó casi en profundidad la terrible noche que le tocó vivir “un sujeto me ataca, me toma del cuello, me da un golpe en las costillas no me soltaba del cuello y me lleva para la parte más oscura del lugar, me tira al piso y me empieza a decir dame plata, dame plata”.

“Me lleva para el garaje donde tenía dinero y no me deja tomarlo y otra vez me lleva para la parte oscura y me tira al piso. Volvemos al garaje y puedo tomar algo de dinero y se lo doy, en todo momento me tenía tomada del cuello, como podía le iba alcanzando. Me vuelve a tirar al piso de espaldas y ahí se me sienta como en una silla que era mi cara y yo trataba para un costado y para el otro tomar un poco de aire”.

Antes ya me había pegado un golpe de puño en la boca del estomago, y ahi cuando me tira al piso me pega dos veces más en la parte blanda del estómago, y me decía “No grites que te mato”. Volvemos al garaje y en un momento me agarra la garganta con tres dedos, porque sentía la presión de esos dedos y me comienza a faltar el aire y yo pensaba que ya no puedo más”.

“Por tercera vez me vuelve a llevar a la parte oscura y ahí es donde pasó la parte más dura, se me sienta encima, intenta bajarme la ropa y ahí veo que una de sus manos la mete en el pantalón, sin soltarme del cuello, nunca me soltó del cuello y un ataque agresivo, mucho golpe, mucho golpe”.

“Me vuelve a levantar tirándome del pelo a la rastra y en el portón del garaje, cuando mis fuerzas no daban, aparece el móvil de la policía, que lo llamó la vecina porque escucha un grito que tiene que ser el único cuando me pega el primer golpe en las costillas”.

Mi actitud en todo tiempo era forcejear y tratar de soltarme, pero era muy agresivo el ataque, y ahí cuando me clava los dedos en la garganta ahi ya no me entraba mas aire, bueno ahí pensé bueno no puedo más”.