El ex ministro, Julio De Vido, condenado a cinco años y ocho meses de prisión por administración fraudulenta por la tragedia de Once, tomó distancia de los funcionarios del gabinete de Alberto Fernández que fueron inoculados en el vacunatorio VIP y que suscitó del Ministerio de Salud la salida de Ginés González García.

Esta situación se dio tras el escándalo por el vacunatorio VIP donde se inocularon unos 70 funcionarios, asesores y periodistas. El ex ministro de Planificación kirchnerista, Julio De Vido, manifestó en su red social que se niega “a recibir la vacuna” Sputnik V contra el coronavirus para la que tenía un turno asignado en Zárate.

Ginés González García renunció por el escándalo del vacunatorio Vip y Alberto Fernández designó a Carla Vizzotti como nueva ministra de Salud.Presidencia de la Nación

El 24 de febrero a las 10 de la mañana, luego de inscribirse en el sistema de turnos de la provincia de Buenos Aires, De Vido debía presentarse en la escuela de Educación Primaria N°9 Juan Bautista Alberdi en la ciudad de Zárate para aplicarse la primera dosis de la Sputnik V.

“Visto el escándalo desatado con la vacunación contra el COVID 19 me niego a recibir la vacuna para la que me han citado el día 24/2 en Zárate, aclaro que el turno me fue asignado en función de haberme anotado en el listado abierto por @BAProvincia”, puntualizó el ex funcionario.

El día que se hizo público el escándalo del Vacunatorio VIP, De Vido instó en su Twitter: “Se debe hacer pública la lista de todos los vacunados en la misma condición que describió Verbitsky y dejar cesantes a todos aquellos que sean funcionarios públicos”.

Entre la lista de nombres de los inoculados VIP se encuentra el ministro de Economía, Martín Guzmán; el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá; el ex gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli; el procurador del Tesoro de la Nación, Carlos Zannini; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el vocero de prensa de Presidencia, Juan Pablo Biondi; entre otros.