En el marco de las vacunaciones contra el coronavirus, la Justicia continua investigando el escandalo por el vacunatorio VIP. Durante este miércoles se lleva adelante un operativo judicial en el Hospital el Cruce de la localidad bonaerense de Florencio Varela. Personal policial de civil se presentó por la mañana para recolectar material sobre el proceso de inmunización llevado adelante en el centro de salud.

A partir de la denuncia presentada por diputados de Juntos por el Cambio, el Hospital el Cruce había sido señalado como punto en el que se vacunaron intendentes del conurbano, y jueces de la Corte bonaerense.

Dos jueces de la Corte Suprema de Justicia bonaerense, el diputado provincial por el Frente de Todos, Julio Pereyra, (que fue intendente de Florencio Varela) y militantes de la agrupación kirchnerista La Cámpora fueron algunos de los beneficiados con la aplicación de la vacuna rusa contra el coronavirus, Sputnik V.

En el nosocomio, los efectivos policiales buscan documentación, registros y los comprobantes de las personas que se vacunaron en el lugar.

Cabe recordar que hay dos causas judiciales en las que se involucra al hospital. Una de ellas es la denuncia que hizo Graciela Ocaña, y otra la realizó la diputada Mónica Frade, en donde se acusa directamente al ex-intendente de Florencio Varela y actual diputado provincial Julio Pereyra por vacunarse como “personal de salud”. Además se habrían inoculado familiares cercanos a él.

Además, se cree que se habrían vacunado de forma irregular más de los que trascendieron originalmente. Entre ellos, en la denuncia de Frade, también aparece Juan José Mussi, intendente de Berazategui e histórico dirigente peronista de la localidad. Comenzó en 2019 su quinto mandato en el distrito.

Hasta el momento se confirmó que se inmunizaron dos jueces de la Suprema Corte bonaerense cuando no estaba habilitado ese servicio sanitario para el grupo poblacional al que pertenecen. Se trata del actual vicepresidente del Tribunal Luis Esteban Genoud (74) y de la ministra Hilda Kogan (76).

Ambos forman parte del grupo etario considerado de riesgo por contagio de COVID-19 pero, según consignó el martes el diario La Nación, las dosis las recibieron antes del 25 de enero cuando en la provincia solo estaba permitido aplicar la Sputnik V al personal de salud y en geriátricos. Ninguno de los casos aplica para los magistrados.