Con el objetivo de desvincularse de las denuncias por el “vacunatorio VIP”, escándalo que derivó en el despido de Ginés González García del Ministerio de Salud, este viernes el presidente Alberto Fernández acusó a la oposición de promover contagios de coronavirus con las movilizaciones que convocaron contra su gobierno.

Alberto Fernández habló desde el Hospital Bicentenario de la localidad bonaerense de Ituzaingó, adónde asistió para monitorear el operativo de vacunación en la Provincia, y planteó: “Cuando salió la autorización para mayores de 60 (años) me vacuné yo, se vacunó Ginés, se vacunó Cristina (Kirchner), se vacunó Daniel (Gollan) y nos vacunamos todos para inspirar confianza. No me pregunten cómo, pero terminamos en un listado de vacunados VIP como si nos hubiéramos vacunados a escondidas”.

Fernández luego indicó que el único objetivo era “mostrarle al público que nos estábamos vacunando para terminar con la objetiva difamación que decía que no era confiable la vacuna”.

Lo que más me duele, es que todos esos que dijeron esas cosas no fueron capaces de traerme una idea para conseguir una vacuna para los argentinos. Sólo le proponían a los argentinos salir a la calle en favor de la libertad como si alguien la estuviera restringiendo y así lo único que provocaron es que los contagios perduraran en el tiempo”, acusó el mandatario.

Noticia en desarrollo

Por la corresponsalía de Buenos Aires.