Tras la polémica que se dio en el Congreso cuando Diputados rechazó un proyecto de ley de la oposición para modificar la ley de vacunas y permitir el ingreso de dosis de Pfizer —únicas aprobadas para aplicar a niños— el jefe de Gabinete admitió que el Gobierno analiza autorizarlas por DNU.

//Mirá también: Por DNU el Gobierno aprobaría la llegada de las vacunas de Pfizer, Moderna y Janssen

“Nunca se interrumpieron las negociaciones con los laboratorios. Hubo algunos con los que se pudo acordar y otros con los que no, porque exigían una normativa distinta. Ahora, el Presidente está evaluando resolverlo de un modo distinto, para poder avanzar en los contratos. Pero todavía estamos trabajando en esa línea”, dijo Cafiero a TN.

“Hubo un aprendizaje en el tiempo y eso trae hoy la potestad de evaluar si hay que hacer un cambio en ese marco normativo. Y si hay que hacerlo, bueno, encararlo. El Presidente toma la decisión pensando en la necesidad que existe de traer más vacunas”, sumó.

El Gobierno va a continuar con las negociaciones con Pfizer”, aunque eso “no significa que se firmen los contratos”, advirtió Cafiero. “El presidente se ha involucrado para tratar de resolver que si existe una dificultad normativa, resolverla. Y en última instancia, avanzar con los contratos”.

El jueves, la oposición pretendía incorporar sobre tablas un proyecto para cambiar la ley, quitar la palabra “negligencia” que fue considerada como uno de los obstáculos para la compra de vacunas Pfizer, hasta ahora la única autorizada para su aplicación en menores de 18 años.

//Mirá también: Polémica con Pfizer: la oposición presentó un proyecto que podría destrabar la negociación

Fue a pedido de una agrupación de madres y padres llamada “Vacuname Chicos en Riesgo”, familiares de niños con discapacidad que deberían acceder a la vacuna por sus comorbilidades y que reclaman que sea la del laboratorio Pfizer.

Cómo siguen los vuelos

El jefe de Gabinete aseguró que “van a seguir habiendo restricciones”, pero no confirmó la continuidad de la decisión administrativa que limitó a 600 el cupo de ingresos de argentinos por el aeropuerto internacional de Ezeiza.

//Mirá también: Vuelos cancelados: un hombre presentó un hábeas corpus para que su familia pueda regresar al país

“Después del 9 de julio van a seguir habiendo restricciones. A la Argentina solo pueden venir argentinos o residentes. Ante la llegada de nuevas cepas, hay que tomar medidas”, agregó.

Y continuó: “La mayoría de las provincias, al igual que la Ciudad de Buenos Aires, no estaban actuando bien con los controles para los viajeros que llegan al país” y justificó que por eso el Gobierno decidió “tomar estas medidas”.

“En todo momento, se estableció la situación de excepcionalidad. Son decisiones: o cerramos más la frontera, o cerramos la economía, o cerramos la educación. Preferimos cerrar las fronteras, para no cerrar las otras”, agregó.