El Gobierno nacional tiene en plena evaluación medidas para habilitar el turismo interno en el país para las vacaciones de invierno y permitir los vuelos de cabotajes para los no esenciales, mientras que en el sector privado ya están trabajando para la temporada y sólo aguardan el anuncio oficial.

//Mirá también: Vacaciones de invierno en Córdoba: autorizan la temporada turística

Sólo un fuerte salto en los casos de Covid-19 podría comprometer las vacaciones de invierno. El 30 de mayo hubo un quiebre en la curva y los contagios comenzaron a bajar de manera sostenida. Esta semana se está observando un rebote, que por ahora es leve y no genera alarma.

El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, y su par de Salud, Carla Vizzotti, están trabajando para que se anuncie la temporada en los próximos días. Se evalúa habilitar los vuelos de cabotaje y relajar el transporte interjurisdiccional vehicular en lo que será el nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia presidencial cuando el 9 de julio venza el actual (411).

Carla Vizzotti y Matías Lammens en plena reunión. (Télam)

Fuentes gubernamentales consultadas por Vía País indicaron que la decisión política es respaldar la temporada. Y, como se ha venido instrumentando hasta aquí, que sean los gobernadores los que deban decidir qué sectores pueden abrir, teniendo como base los parámetros de alto, medio y bajo riesgo epidemiológico.

“Sí, habrá temporada de invierno. Estamos trabajando”, le dijo este miércoles a este medio el presidente de la Cámara Argentina del Turismo (CAT), Aldo Elías, quien tuvo una reunión de consejo directivo para analizar la situación. El 14 de abril se había reunido con el presidente Alberto Fernández para contarle la crisis histórica del sector.

En abril la ocupación hotelera cayó a su nivel más bajo del 2021, según el último dato disponible del Indec. Se contabilizaron 1.435.816 pernoctaciones de 601.256 personas. En el mismo mes de 2020 no hubo actividad por el confinamiento estricto. Pero en abril de 2019, antes de la pandemia, las pernoctaciones habían sido 3.464.976, de 1,6 millones de personas.

El programa PreViaje no estará vigente para estas vacaciones. Según fuentes oficiales consultadas por Vía País, el Gobierno prevé relanzarlo a mediados de agosto para que esté disponible para la primavera y el próximo verano. Este programa de preventa turística da beneficios para viajar con descuentos de hasta el 50% (con tope nominal de dinero).

Otros representantes de la CAT explicaron luego que solo se aguarda el anuncio oficial y los detalles en torno al transporte interjurisdiccional. Y señalaron que hay provincias que ya anticiparon que serán destino para los viajeros.

Incluso, desde este jueves 1 de julio comienza a regir el convenio de libre circulación para turismo firmado por las provincias del noroeste argentino: Tucumán, Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Catamarca y La Rioja. En paralelo, este jueves también volverá a operar la Terminal de Ómnibus de Retiro, en Buenos Aires, tras la realización de mejoras para contar con espacios más amplios que permitan ordenar la circulación y facilitar el distanciamiento entre personas.

Mendoza lanza la temporada de turismo. (Foto: Ignacio Blanco)Ignacio Blanco | Los Andes

//Mirá también: El sector turístico sanjuanino se mostró optimista de cara a las vacaciones de invierno

Estas provincias se habían adelantado también el año pasado con un acuerdo regional para que el Estado le de previsibilidad al sector privado. Finalmente, hubo temporada en todo el país sin que los casos de Covid-19 se disparen, con 15 millones de personas moviéndose por el país.

“Estamos evaluando bien con Salud la situación específica de la temporada de invierno. Lo más importante es la cuestión sanitaria, pero hay un ojo puesto en la recuperación económica”, dijo Lammens en una entrevista radial.

El funcionario explicó que lo primero que debe definir el Gobierno que integra es “definir el tránsito interjurisdiccional y que los vuelos no sean sólo para esenciales”. Y agregó: “Una vez que habilitamos eso, las provincias luego toman sus decisiones sobre qué abren y qué no”.

El funcionario aclaró que cada gobernador deberá tomar la decisión de qué actividades permitir y cuáles no. Y señaló que organizar la temporada estival es más difícil que la de verano, por los hábitos tradicionales, las reuniones en lugares cerrados y las bajas temperaturas.

Por esto, en la CAT destacaron que ya hay varios destinos que salieron a lanzar sus propuestas de turismo. “Es una actividad que se puede desarrollar sin problemas con protocolos estrictos. Por algo las provincias no están modificando sus cronogramas de vacaciones”, dijeron en la entidad.

Lo que el Gobierno no prevé cambiar más allá del 9 de julio cuando vence el DNU 411 es el cierre de fronteras y la suspensión de los viajes internacionales grupales, de egresados, jubilados, de estudio, para competencias deportivas no oficiales; de grupos turísticos y de actividades recreativas y sociales. Hay un fuerte temor a las nuevas variantes de coronavirus.

Turistas caminando en la rambla de Mar del Plata. (Foto: Télam)La Voz

Hasta ahora, el gobierno ha detectado y aislado a personas que ingresaron al país enfermos de Covid-19 con las variantes Delta (identificada inicialmente en la India) y Beta (surgida en Sudáfrica), pero no se registra transmisión comunitaria. Y hay un objetivo concreto de demorar que esto ocurra, a la espera de que avance la vacunación. Hasta ahora, el 36,4% de la población tiene al menos una dosis (16.504.000 argentinos).

Del análisis genómico surge que en Argentina sí hay circulación de las variantes Alpha (Reino Unido), Gamma (Manaos), Zeta (Río de Janeiro), Épsilon (California), Iota (Nueva York) y Lambda (descendiente de la variante Andina). Estas variantes son las que se vienen detectando en los casos confirmados en las últimas semanas.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.