Un joven fue brutalmente agredido por una patota que lo atacó primero en la puerta del Hospital Mercante, de José C. Paz, y luego en su propia casa. Según la familia de la víctima, los agresores lo buscaban desde hace unos días, cuando el joven había defendido a una amiga a la que habían agredido verbalmente.

La víctima, llamado Facundo, había llegado al hospital acompañando a una amiga, pero se quedó en la puerta porque no tenía tapabocas. Allí fue donde el grupo de agresores lo identificó y lo golpeó.

Facundo logró escapar, pero fue abordado nuevamente en la puerta de su vivienda, donde con más golpes -incluso con ladrillos- le provocaron el hundimiento de una prótesis que lleva en la cabeza. Quedó internado con lesiones graves.

Para la familia de la víctima, “lo quisieron matar”. Así lo dijo su hermana, Cinthia, en diálogo con TN. Contó que los agresores conocían a la amiga de Facundo, que sabían que él tenía una placa de titanio en la cabeza, por eso lo habrían golpeado en esa zona: “Todos los golpes fueron en la cabeza”, remarcó Cinthia.

La mujer también dijo que los agresores “son todos familiares”, que quisieron matar a su hermano y que “está vivo porque Dios le dio otra oportunidad”. Sin embargo, Facundo “no se despertó y balbucea”. La víctima quedó al borde de tener que ser operado.