El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, consideró que es “fundamental” que a partir del 10 de diciembre y después de la pandemia de coronavirus “se establezcan diez acuerdos básicos para la reconstrucción de Argentina” y pidió a la dirigencia política despojarse de “miradas mezquinas”.

// Mirá también: Martín Guzmán cree que la economía argentina crecerá 8% en 2021

En el marco de la reunión anual del Consejo de las Américas, el titular de la cámara baja sostuvo que “hay que pensar la Argentina con acuerdos básicos” a los cuales “hay que ponerles nombres y apellidos”.

En ese sentido, Massa estimó que “terminada la elección, todos deberán ceder un pedacito” en sus posturas con el propósito de establecer consensos políticos y sociales.

“Es muy importante que haya acuerdos básicos que le den a la Argentina 20 o 30 años de un proyecto de desarrollo de país”, aseveró el presidente de la cámara baja.

“Es indudable que tenemos que pasar de las palabras a los hechos”, apuntó Massa y consideró que frente a la revolución tecnológica y del conocimiento, el primer acuerdo “tiene que ser alrededor de construir un sistema educativo del siglo XXI”.

Sergio Massa en la 18° edición de la Conferencia internacional de Perspectivas Políticas y Económicas para la Argentina. Prensa diputadosPolítica

El presidente de la Cámara de Diputados afirmó que otro de los desafíos es “romper la idea de la pobreza cristalizada”, al considerar que Argentina “debe salir del esquema de programas sociales e ir a programas de empleo y capacitación laboral de aquellos que fueron asistidos por el Estado en la emergencia”.

En ese sentido, apuntó que la emergencia “no se puede transformar en algo permanente”.

Sostuvo además que la dirigencia política debe establecer acuerdos “respecto a la matriz de endeudamiento” para que ninguna fuerza “vaya a tomar deuda para otra cuestión que no sea infraestructura o programas socio-educativos de impacto intergeneracional”.

//Mirá también: Alberto Fernández ordenó apurar la reconversión de planes sociales, un gasto de $112.000 millones

“La política no puede seguir con una autorregulación. No sólo en el Poder Ejecutivo sino en los tres poderes del Estado. Debemos tener mecanismos de control de calidad, de calificación y seguimiento”.

“Argentina hoy es un país con un balance que nos enorgullece, pero que también nos obliga a levantar la voz para plantear la revisión de algunos parámetros a la hora de calificar a los países. Argentina es deudor desde lo financiero, pero acreedor desde lo ambiental”, interpretó Massa.

Por otro lado, el exintendente de Tigre afirmó que otro de los cambios debe ser en torno al servicio exterior “entendiendo que el mundo ha cambiado”.

“Argentina tiene que establecer un nuevo sistema de premios y castigos de acuerdo a capacidad de nuestros embajadores.

Finalmente, Massa marcó la importancia central de establecer un nuevo acuerdo federal “no sólo desde el punto de vista fiscal” sino diseñar un régimen “que defina muy bien responsabilidades del Estado federal, los estados provinciales y locales, entendiendo que cada uno tiene que tener recursos y también obligaciones, en un proceso de desconcentración”.