La parroquia Corpus Christi, de Lomas de Zamora, organizó una misa multitudinaria en un predio al aire libre, propiedad de los boy scouts. El hecho fue denunciado por los vecinos, ya que en el evento –una comunión masiva- había alrededor de 120 personas.

//Mirá también: Nordelta: la Policía intervino en una fiesta clandestina en la que estaba Clemente Rodríguez

Alertados por un llamado al 911, dos agentes de la Bonaerense ingresaron al predio situado en Conscripto Bernardi al 1700 con el objetivo de solicitar que finalizaran con la celebración, que no estaba permitida. De inmediato, recibieron el total repudio de los presentes. “No tienen vergüenza”, les manifestaron.

El pasado 15 de abril, en la página oficial del Obispado de Lomas de Zamora, se publicó un comunicado en relación a la “situación tan compleja” de la pandemia, mientras adherían “a las nuevas medidas para seguir extremando los cuidados en este tiempo” que en ese momento había anunciado el presidente Alberto Fernández.

Allí se referían a la suspensión de “las reuniones presenciales de adultos, jóvenes y niños, priorizando la realización de las mismas a través de las distintas plataformas digitales”, como también mencionaban el límite de las misas “al aire libre con hasta 20 personas”.

Luego de que el pasado viernes se actualizara el decreto, el permiso para las reuniones quedó en un máximo de 10 personas. Pese a todo esto, el párroco reconoció que en la celebración de la discordia hubo 120 personas.

“La ley que sacó Kicillof dice el 30% del lugar donde uno se puede reunir, acá entran 400 personas y acá no llegan a 120 personas, que sería el 30%, esto es lo que quisiera aclarar, 30 % del lugar de capacidad”, pretendió argumentan el párroco Guillermo Robles a la Policía.

Desalojo cordial

En el predio se encontraban los chicos que se disponían a tomar su primera comunión junto a sus familias. En los videos que circularon se observa a los niños, padres, y hasta músicos acompañando la jornada.

Finalmente, los efectivos permitieron que finalizara la ceremonia para luego desalojar el predio de “manera cordial y ordenada”.

//Mirá también: Coronavirus en Argentina: el país superó los tres millones de casos

“La limitación de hasta 20 personas para participar de una celebración de ritos religiosos al aire libre fue dispuesta por la Jefatura de Gabinete bonaerense a través de la Resolución N° 1.208. Se está a la espera de una nueva resolución que reduce aún más la cantidad permitida llevándola a diez personas”, indicaron las autoridades en un comunicado.

Cabe mencionar que, según testigos, “el cura párroco habría intentado amedrentar a las fuerzas policiales asegurando que entre los presentes había integrantes del Poder Judicial”.