A pesar de haber recibido una carta documento del ex ministro de Salud Ginés González García, Patricia Bullrich aseguró que no retirará sus dichos sobre las negociaciones del Gobierno con Pfizer.

La exministra de Seguridad había dicho que González García buscaba obtener un “retorno” de dinero del laboratorio durante las tratativas de compra de la vacuna contra el coronavirus.

El exministro de Salud, separado de su cargo en pleno escándalo por las vacunaciones VIP, pidió que Bullrich retire sus “afirmaciones injuriosas y calumniosas efectuadas en su contra en el programa La Cornisa del 23 de mayo de 2021”, publicó Télam.

Los dichos de Bullrich fueron negados por Pfizer y denunciados tanto por el ex ministro como por Alberto Fernández.

Recibí la carta documento de Ginés y hoy la contesté. Del Presidente no”, contó Bullrich a LN+. “Lo único que me dice es que retire mis dichos. Yo le dije que no lo voy a hacer porque me parece que la explicación respecto a las vacunas que no llegaron las tiene que dar el mismo Ginés”, sostuvo la exministra y presidenta del PRO.

Y sumó que también debe explicaciones el equipo de Ginés, que “terminó impidiendo que la Argentina tenga esas 13.300.000 vacunas que podían haber sido 20 o 25 millones, que eran la opción preferencial”.

Es escrache frustrado

Bullrich se refirió también al escándalo que se dio el fin de semana, cuando un grupo de personas llegó hasta su domicilio, y también lo hizo un móvil del canal C5N. Luego se supo que se había organizado un “escrache” a través de redes sociales.

“Mi reflexión es que impresiona que la televisión organice de esta manera, todo con tanto método, un programa basado en el escrache a un domicilio”, sostuvo.

Analizó que “estaba todo pautado” y reveló que ella se enteró antes porque “me llegó la información por redes, por un taxista que sabía lo que me querían hacer”. “Nosotros no sabíamos si era verdad o no, hasta que vimos que empezaron a replicar en redes y llegar los taxistas con el mismo cartel”, contó.

Al conocerse lo ocurrido, la dirección del canal despidió al periodista involucrado, el cordobés Tomás Méndez, y se disculpó con Bullrich en un comunicado abierto. Sobre estas disculpas, la exministra dijo: “Por supuesto que las acepto”. “Eso es lo democrático y espero que esto ayude a que no se repita”, reflexionó.

El lunes, Méndez explicó que la idea no fue montar un escrache, sino hacer una parodia de la sección “Queremos preguntar” del programa de Jorge Lanata.

Citamos a siete taxistas para simular y hacer la parodia de lo que fue Lanata en su momento, con algunas preguntas que le íbamos dando como ‘¿en qué espacio político se sintió más cómoda y repasábamos la historia vergonzosa de Bullrich”, explicó el periodista a Radio Con Vos.