Tras unas vacaciones por las fiestas de fin de año, el Gobierno argentino y el Fondo Monetario Internacional retomarán en las próximas semanas las negociaciones para definir un nuevo programa que le permita al país refinanciar su deuda de unos 45.000 millones de dólares con el organismo.

El vocero del Fondo, Gerry Rice, afirmó este jueves que tras el breve descanso en el diálogo durante el período de vacaciones, el organismo espera que el ritmo de las reuniones, todas virtuales, aumente en las próximas semanas.

“Las autoridades continúan trabajando en el diseño de su plan económico de mediano plazo y discutiendo las medidas específicas para su implementación y trabajando para apuntalarlo con un amplio apoyo político y social”, dijo.

El portavoz del FMI, Gerry Rice.Gentileza

Y aseguró que el Fondo comparte con el Gobierno de Alberto Fernández la visión acerca de que para abordar sus desafíos, la Argentina requerirá “un conjunto de políticas cuidadosamente equilibradas que fomente la estabilidad”.

Esas políticas, agregó el vocero del Fondo, también deberán apuntar a “reestablecer la confianza, proteger a los más vulnerables de Argentina y establecer las bases para un crecimiento sostenible e inclusivo”.

“Y, por supuesto, Argentina, como casi todos los demás países, se enfrenta al desafío de la pandemia y los problemas de salud y humanitarios que esto conlleva”, sostuvo Rice y agregó que en este momento proteger a los más vulnerables es importante.