El ministro de Economía, Martín Guzmán, confirmó que la inflación de diciembre estuvo en torno al “4%”, por lo que fue la más alta del año pero destacó la caída de 17 puntos porcentuales respecto de 2019.

“El día de hoy el Indec va a estar publicando el dato de inflación de diciembre, que va rondar el 4%. Hay que entender cuáles son las fuerzas que determinan esa dinámica”, dijo el funcionario nacional en su visita a la provincia de Entre Ríos.

El dato mensual más alto hasta el momento se había registrado en octubre, con un 3,8%.

Guzmán dijo que la Argentina terminó el 2020 con una inflación interanual, diciembre 2019-diciembre 2020, de alrededor del 36%, lo cual implica una baja de más de 17 puntos porcentuales respecto de 2019.

“Hay que seguir transitando ese camino de reducción de la inflación”, agregó el funcionario y añadió que uno de los temas “fundamentales” de la gestión de la política económica va a ser la inflación en lo que resta del mandato de Alberto Fernández.

Según dijo, la idea consiste en atacar a la inflación “con una estrategia macroeconómica integral que tiene múltiples dimensiones: la política cambiaria, la política fiscal y monetaria, la política tarifaria, también uno de los precios clave de la economía, y las políticas de precios e ingresos en los que el Estado tiene un rol fundamental en la gestión de la coordinación de expectativas”.

Aseguró que en la política cambiaria el Gobierno apunta a darle estabilidad al tipo de cambio real, que el dólar y la inflación vayan de la mano. “Es un objetivo definido para fines del 2021, se busca que el tipo de cambio real sea similar a fines de 2021 del que fue a fines de 2020”, afirmó.

Indicó que a fines de 2020 se fueron relajando ciertas regulaciones, porque es importante también para mantener los incentivos adecuados para la producción. Y esto explica que los precios hayan subido más que en meses anteriores.

“Entendíamos que la combinación de relajamiento de ciertas regulaciones en temas de precios, más cuestiones estacionales, más lo que se viene viviendo en términos a la evolución de los precios internacionales y cómo eso afecta a los commodities y a los valores de la cadena productiva iba a generar una inflación en los niveles en los cuales se cerrará, más alta en el último trimestre de 2020”, dijo.

Para Guzmán, “sería un error” extrapolar eso para 2021. “Nosotros lo que hemos planteado es un esquema macro integral en el que se busca que la inflación siga reduciéndose, aproximadamente alrededor de cinco puntos porcentuales por año, de una forma consistente”, añadió.

Y concluyó: “Hay que ir a una velocidad que la economía pueda sostener, en función de lo que enfrentamos en términos fiscales, de cuáles son las necesidades financiamiento y en función de lo que es toda esta gestión de coordinación de las expectativas”.