El capitán de Los Pumas, Pablo Matera, resaltó el gran trabajo defensivo del equipo y la confianza en los objetivos que se ensayan durante las prácticas, tras el empate logrado 15-15 ante Australia en el Tres Naciones.

“Confiamos en lo que hacemos, seguimos confiando en nuestra defensa, en lo que trabajamos, en el que tenemos al lado. Esa fue la fortaleza de este equipo. Cuando aparecen las oportunidades tenemos tipos muy peligrosos que pueden hacer la diferencia”, dijo el ala.

En cuanto al análisis del juego desarrollado ante los Wallabies el capitán señaló: “La obtención había sido muy buena ante Nueva Zelanda pero no todos los partidos son excelentes, algunos se complican un poco más. Lo importante es que el equipo nunca se frustra, siempre sigue para adelante, no bajamos los brazos y hasta la última jugada seguimos peleando”.

Como cuando termina cada partido de Los Pumas, los jugadores dan una vuelta a la cancha para saludar a los hinchas argentinos que los acompañan. Luego del empate, Matera se acercó a un nene que lloraba desconsoladamente y, luego de abrazarlo y decirle algo al oído, se sacó la camiseta número 6 y se la regaló.

El gesto del capitán argentino quedó registrado por la televisión internacional y por los hinchas en las tribunas.