Argentina mantiene sus opciones de alcanzar los cuartos de final del Mundial de handball al vencer a Croacia, subcampeona de Europa, por 23-19, este sábado en El Cairo.

Con esta gran victoria, Argentina se sitúa segunda del grupo II, por detrás de Dinamarca, que puede asegurar su pase este sábado si gana a Japón.

En la victoria jugó un papel fundamental el portero Leo Maciel, guardameta del Incarlopsa Cuenca, que con sus paradas culminó el sobresaliente trabajo defensivo del conjunto sudamericano.

Una frenética actividad de piernas y de brazos que desarboló por completo de partida a una Croacia que tardó once minutos en anotar su primer gol.

Argentina, vigente campeona panamericana, no lo desaprovechó y adquirió una renta de cinco goles en el marcador (6-1) que le permitió soñar con la sorpresa.

Mundial de handball: Argentina vs Croacia (Reuters)

Una desventaja que Croacia, que no falló ni uno sólo de los siete lanzamientos que intentó en el primer tiempo, logró enjugar (12-12) a la conclusión de los primeros treinta minutos.

Pero ni aun así se vinieron abajo los de Manolo Cadenas, que siguieron apretando en defensa hasta hacer descarrilar definitivamente a Croacia, que acumuló quince minutos en la segunda parte sin marcar.

Problemas ofensivos que Argentina no desaprovechó para dar un nuevo acelerón en el marcador y alcanzar con una renta de tres tantos (19-16) los últimos ocho minutos.

Los de Manolo Cadenas no sólo lograron conservar su ventaja, sino que, incluso, lograron ampliarla con un tanto final del pivote Gastón Mouriño que estableció el 23-19 definitivo.

Para Croacia, privada del lesionado Luka Cindric, la caída es importante. A menos que sorprenda a Dinamarca el lunes, añadiendo una derrota de Argentina contra Catar, el equipo balcánico no estará en cuartos.

Este resultado mantiene en la carrera por los cuartos a Catar, que ganó 28-23 a Baréin.