Morena Rial habló en el programa “Los ángeles de la mañana” (El Trece) sobre el maltrato que tanto ella como su hermana, Rocío recibieron por parte de su madre adoptiva cuando aún estaba casada con Jorge Rial.

“No es que no me quiero vincular, está todo mal con ella. Cuando nació Fran (por su hijo) yo le escribí y nunca hubo una respuesta. Más allá de que me haya bardeado cuando quedé embarazada, después nunca hubo una respuesta. Si nos adoptó fue para algo. La adulta debería ser ella y nunca lo fue”, comentó Morena sobre la indiferencia por parte de Silvia D´Auro.

Morena Rial y su papá Jorge (web).

“Había puesto unas boludeces por Twitter cuando quedé embarazada. Dijo que ella no era abuela, una boludez así”, agregó.

“Ahora que soy madre la entiendo menos. Ella decidió borrarse en su momento y sabrá por qué. Nos dejó de muy chiquitas, de adolescentes. Pero ahora no me afecta”, agregó.

Morena también reveló detalles de como era la convivencia con su madre adoptiva cuando aún estaba casada con el ex conductor de Intrusos.

“Hubo un momento de hechos de violencia con nosotras. Al final era con Rochi, le pegaba y le hacía sangrar la nariz. Una madre a un hijo le puede pegar un chirlo, pero no al nivel de sangrar. Ella hizo un montón de cosas. Nos ponía cera para lastimarnos, para quemarnos”, contó.

A la vez, agregó que casi no tenía contacto con su papá ya que mantenían una rutina muy estricta y él regresaba tarde de trabajar: “Teníamos una rutina. Nos levantábamos, íbamos al colegio temprano y tipo 8 nos hacía dormir. A veces ni siquiera veíamos a nuestro papá”.

“Mi papá se iba a la mañana temprano y volvía a las 8 de la noche, no estaba casi nunca. Ella nos decía que si le decíamos (lo que nos hacía) nos iba a volver a hacer eso. Teníamos miedo”, sostuvo.

Jorge Rial con Rocío y Morena. (Instagram)

“¿La primera vez que me pegó? No me acuerdo, pero cuando tenía 6 años no quería tomar la leche y me cortó el pelo”, dijo al recordar la primera vez que sufrió violencia.

Además, Morena contó que Silvia D’auro le hacía bullying por su problema de obesidad. “Ella es así desde que tengo uso de razón. Cuando estaba “Cuestión de peso”, a las 5 de la tarde, me sentaba frente a la tele y me decía ‘si seguís comiendo vas a quedar así’”.

“Hoy que soy madre entiendo que esas cosas no hay que hacerlas y me da más bronca. Una mamá no es lo que ella fue conmigo. Podría hoy hablar con ella, pero perdonarla me parece imposible”, sentenció.

“Ella se había vuelto loca, le había robado todas las cuentas a mi papá. Un día, cuando le pegó a mi hermana la última vez, yo grabé todo, llevé todo a la defensoría de menores y nos dejaron con mi papá”, reveló la joven.