La empresa Moderna comenzará a realizar pruebas adicionales para determinar si la vacuna elaborada para enfrentar el coronavirus protege contra la nueva versión mutada del virus hallado en el Reino Unido.

Moderna informó que aguardan datos que confirmen que “la inmunidad inducida por la vacuna proteja contra las variantes descritas recientemente en el Reino Unido”.

“Realizaremos pruebas adicionales en las próximas semanas para confirmar esta expectativa”, precisó Moderna en un comunicado.

Pfizer y Moderna fabrican las únicas dos vacunas contra el coronavirus que fueron autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos y ahora probarán si funcionan contra la nueva versión mutada del virus encontrada en Reino Unido y otros países.

Web

El coronavirus ya había mutado antes, y ambas compañías dicen que descubrieron que sus vacunas funcionaron contra otras variaciones del virus.

En tanto, el laboratorio alemán BioNTech, que junto al estadounidense Pfizer produjo la primera vacuna aprobada internacionalmente contra el coronavirus, prevé suministrar “en seis semanas” una vacuna adaptada a la nueva cepa del virus que se registró en el Reino Unido.

Algunos investigadores que están examinando el genoma de la variante del Reino Unido señalaron que les preocupa que las mutaciones de esta variante posiblemente disminuyan un poco la efectividad de la vacuna, consignó la CNN.

“Se podría imaginar un impacto modesto en la eficacia de la vacuna, lo cual no sería bueno, pero no creo que rompa la vacuna”, dijo Trevor Bedford, profesor asociado de la división de vacunas y enfermedades infecciosas del Centro de Investigación Fred Hutchinson Cancer.

Con información de Télam.