La muerte de un joven de 24 años, asesinado a golpes la noche del viernes al sábado cerca de una discoteca en La Coruña, Galicia, provocó conmoción e indignación en España.

//Mirá también: Habrá que hacer un curso de diversidad y género para sacar el registro de conducir

Mientras las investigaciones están en curso y se sospecha que varias personas están involucradas en el ataque, algunos funcionarios del gobierno y varios colectivos LGBT + hablan abiertamente de “delitos de odio” motivados por la homofobia.

Una amiga del joven asesinado, que se llamaba Samuel Luiz, afirmó -citada por el diario El Mundo, que mientras lo agredían, alguien le gritó insultos homofóbicos.

Según el relato de la joven, ella y la víctima estaban haciendo una videollamada: uno de los atacantes supuestamente confundió sus intenciones y acusó a Samuel de querer filmarlo a él y a otras personas en su compañía. En esos momentos habría comenzado la trágica agresión, en la que también habrían participado amigos de los presuntos responsables.

La muerte de Samuel Luiz sucedió en un momento en que aumentan los ataques contra las personas de la comunidad LGBTQ. (AP)Bernat Armangue | 0

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, afirmó a los medios ibéricos que se están llevando a cabo investigaciones y que aún no se realizaron detenciones vinculadas a este caso.

La policía, agregó, no descartó “ninguna hipótesis” por ahora, por lo que la agresión homofóbica también se mantiene en pie.

//Mirá también: Asesinaron de 60 puñaladas al arquitecto y militante LGBTI Pablo Fullana Borsato

El área de Diversidad Sexual y Derechos Lgtbi del Ministerio de Igualdad de Oportunidades anunció que están programadas manifestaciones en más de 70 ciudades y países para condenar lo ocurrido a Samuel.

El hecho, en tanto, se desarrolló durante la segunda noche de ocio nocturno desde que se levantaron las restricciones en Galicia.

Familiares y amigos de la víctima lanzaron una contundente campaña en redes sociales con la etiqueta #JusticiaParaSamuel con la que piden información sobre los hechos y defienden que el joven “no murió, lo asesinaron”, al tiempo que reiteran continuamente que el suceso se trata de una agresión homófoba.

Con información de ANSA