El regreso de Mirtha Legrand a la TV después de meses aislada por la pandemia fue uno de los grandes momentos televisivos de este fin de semana. El programa estuvo cargado de emoción y, además de “la Chiqui”, también estuvo presente Juana Viale, quien la reemplazó en la famosa mesa durante este tiempo.

Mirtha Legrand reapareció en TV y sentó a la mesa a su hija y a su nieta.Twitter | Gentileza

El ciclo tuvo muchos momentos emotivos. Al principio Mirtha le agradeció a su nieta por ser su reemplazo: “Quiero felicitarte porque lo que has hecho es maravilloso”, y, más tarde, le dedicó el programa a su hermana Goldy. “Si me permiten le voy a dedicar este programa de hoy a una persona que se fue hace unos meses: a mi querida hermana Goldy que la extraño, la sigo queriendo y me cuesta que no este entre nosotros. Desde donde estés, este programa es para vos”, concluyó con un beso al cielo.

Sobre el final, llegó la última sorpresa de la noche, apareció Ámbar, la hija de Juana Viale y Juan De Benedictis, con un ramo de flores. Sin embargo, el gesto de Juana despertó miles de comentarios.

A Juana no le gustan las sorpresas y esto fue muy emocionante”, aclaró su madre, Marcela Tinayre, en diálogo con Los Ángeles a la Mañana. “Me miraba fijo a mí como diciendo ‘vos sabías’. La sorpresa la desencajó. No sabía, más la emoción de ver entrar a su hija, sumado al programa que fue una gran tensión... Yo hubiese llorado todo el programa”, agregó.

“Nosotras somos muy unidas con Ámbar, pero esta no la sabía. Juana no la sabía, mamá tampoco. Estando en la mesa me pasaron un papel que decía: ‘presentá a Ámbar’. Casi se me sale el corazón”, cerró la hija de la Chiqui.