“Todos los petitorios y pedidos de reunión fueron desoídos por un Ministerio que no da ninguna respuesta al enorme problema de conectividad y la falta de dispositivos para estudiar y trabajar”, expresaron los manifestantes, que esta tarde ingresaron por la fuerza al Ministerio de Educación de la Nación.

Los manifestantes se habían reunido al mediodía en las inmediaciones del Obelisco, desde donde marcharon al Ministerio de Educación para reclamar mayor conectividad, equipos y becas. Al llegar al lugar, rompieron una puerta y entraron por la fuerza.

“Nosotros hemos dialogado con distintas organizaciones, lo que sí no compartimos una instancia que implique violencia o rotura del patrimonio”, señaló a La Red el ministro de Educación, Nicolás Trotta. Y agregó: “El reclamo, por más legítimo que sea, se soluciona a través del diálogo y no a partir de la violencia ni de la fuerza”. Por tal motivo, Trotta mencionó haberse comunicado de inmediato con el secretario de Articulación Federal del Ministerio de Seguridad, Gabriel Fucks, y se resolvió que no actuarían las fuerzas de seguridad.

Luego, el ministro habló con el secretario de Economía Social y referente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, para que le solicite a los manifestantes “deponer su actitud violenta” y acepten la propuesta de diálogo que le ofrecían desde la cartera de Educación.

Por otro lado, en el edificio del pasaje Pizzurno había tensión, ya que las personas que irrumpieron permanecían en el patio donde funciona una guardería e hicieron pintadas. Fueron alrededor de 200 los que ingresaron.

Entre las organizaciones que participaron de la manifestación figuran el Polo Obrero (PO), el MTR-Histórico, Cuba-MTR, el Bloque Piquetero Nacional, el Movimiento Territorial Liberación (MTL) y el Movimiento Barrios de Pie, entre otros.

Finalmente, con la intención de escuchar los reclamos, funcionarios del Ministerio de Educación se reunieron con algunos representantes de los grupos que se manifestaron.

Con información de Télam