“Es momento de despedirse”. Esas fueron las movilizadoras palabras que escucharon en diciembre pasado los familiares más cercanos al expresidente Carlos Menem.

El diciembre pasado, los familiares más cercanos del expresidente Carlos Menem recibieron el duro diagnóstico de los médicos que lo recibieron en el centro de salud porteño en el que estuvo internado hasta su muerte, este domingo: “Es momento de despedirse”.

El círculo íntimo del exmandatario asimiló la sentencia movilizadora y puso en marcha un silencioso proceso de despedida, que estuvo limitado por los protocolos sanitarios contra el coronavirus. Incluso, por esas restricciones el senador nacional por La Roja prácticamente no recibió visitas en los últimos días.

Fuentes del entorno familiar precisaron a este medio que su ex esposa Zulema Yoma y su hija “Zulemita” Menem fueron las que estuvieron presentes hasta el último momento, hasta que se prohibieron todas las visitas por la pandemia.

“Ya estaba muy mal. La clínica prohibió absolutamente todas las visitas por el tema del Covid-19”, explicaron allegados del exmandatario.

En el último tiempo, Menem padeció graves problemas de salud e incluso tuvo varias internaciones debido a problemas respiratorios agravados por debilidad muscular y complicaciones circulatorias, cuadro al que se le sumó una diabetes crónica.

"Vamos a volver a recuperar el pensamiento de mi padre", dijo Zulemita (Foto: CLAUDIO REYES / AFP)

El 13 de junio del año pasado estuvo internado por espacio de dos semanas en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT), por una severa neumonía bacteriana.

En aquel momento se le realizó una tomografía, que consiguió diagnosticar que padecía una “neumonía en el pulmón derecho, con algo de líquido en la pleura”, según informaron en ese momento los médicos que lo asistían.

Su médico personal, Luis de la Fuente, dijo en esa oportunidad que el cuadro de Menem se había complejizado al meter “la diabetes en el medio”.

Sin embargo, ese mismo día debió ser internado nuevamente por sufrir un cuadro de debilidad muscular y baja saturación de oxígeno en sangre.

La última internación se realizó en el Sanatorio Los Arcos de esta ciudad, debido a una infección urinaria, que le provocó dolores y el incremento de la frecuencia cardíaca.

Los mensajes en las redes sociales.

“Estaba sufriendo mucho, conectado por todos lados”, describió uno de los integrantes de su entorno más íntimo.

La situación explica los mensajes que difundió “Zulemita” apenas arrancó el año. En su cuenta de Twitter publicó una foto de su mano aferrada a la de su padre y celebró: “Te ganamos 2020”.

A partir de allí, sufrió varias recaídas. “Tuvo muy pocos momentos de plena conciencia. Esta mañana ya nos avisaron que se descompensó y que no se pudo hacer nada. Se aferró a la vida”, dijeron las fuentes consultadas.

Menem , exgobernador de La Rioja, asumió la Presidencia el 10 de julio de 1989 hasta el 10 de diciembre de 1995, con lo cual cumplió 10 meses y seis meses al frente de la conducción del país.