A fines del año pasado, el Banco Central (BCRA) autorizó a las entidades financieras a aumentar las comisiones, que estaban congeladas desde principios de 2020. Los primeros ajustes fueron entre enero y febrero, y afectaron especialmente a los paquetes de productos y a los servicios relacionados con cuentas corrientes, cajas de seguridad y operatoria bursátil. Ahora, los bancos anunciaron otra actualización en los costos.

Los clientes empezaron a recibir en las últimas semanas las notificaciones de aumento. En la mayoría de los casos, las subas comenzarán a regir entre mayo y junio pero las entidades están obligadas a informar a sus usuarios con 60 días de anticipación. Un mes antes de aplicarlas, en tanto, deben avisar al BCRA el porcentaje de aumentos y los productos afectados.

Suben los costos de renovación y mantenimiento de los paquetes de tarjetas de crédito.

En el sector público, el primero en salir con nuevos precios fue el Banco Provincia. “Es el primer ajuste de comisiones desde abril de 2019, porque, debido al contexto macroeconómico que produjo la pandemia, la entidad decidió no efectuar la actualización de comisiones prevista para 2020. Hace dos años que no hacemos modificaciones en ese rubro”, dijeron voceros de la entidad. El aumento ya fue comunicado a sus clientes y está previsto para el primero del mes próximo.

Por su parte, a partir de junio, los clientes del Banco Galicia también deberán pagar más por el mantenimiento de cuenta: en promedio, el aumento será del 30%. En el resto de las entidades se prevén subas escalonadas de entre 20% y 30%. Algunas aún no se las comunicaron a sus clientes, por lo que se harán efectivas a partir de la segunda mitad del año.

Casi todas las entidades tienen bonificados los costos de mantenimiento de cuentas para los clientes que acrediten el sueldo en ellas, pero hay otros ítems que sí se cobran: desde la reposición de los plásticos de débito o crédito en caso de hurto o extravío hasta el mantenimiento de una caja de seguridad.

Casi todos los bancos bonifican los costos de mantenimiento para los clientes que acrediten sueldos.

Para algunos segmentos, incluso, los bancos ofrecen bonificar el mantenimiento de los paquetes aunque no se acrediten los haberes, si se tiene determinado nivel de gastos o si se saca una cobertura de seguro con una póliza mensual.

En el último año, producto del congelamiento y la pandemia, en los bancos se moderaron los cobros por comisiones. De acuerdo con la última información disponible, los ingresos nominales del sistema financiero por sus servicios cayeron un 22% entre enero 2020 e igual mes de este año. En los bancos públicos, la entrada de fondos por comisiones disminuyó un 40% y en los privados bajó un 17,5%.

A eso se suma el efecto de la inflación y el cierre de la paritaria bancaria, que incluyó un aumento del 29% para este año y una suba del 2,1% por la revisión sobre el acuerdo previo con el objetivo de compensar la suba de precios durante 2020.