El 27 de abril de 2011, Barcelona visitó a Real Madrid por la ida de semifinales de la Champions League. Fue hace exactamente diez años y en medio de un clima tenso, ya que una semana antes, ambos equipos se habían enfrentado en la final de la Copa del Rey y la victoria había quedado del lado “Merengue”. Sin embargo, ese día brilló Lionel Messi y el festejo fue para los catalanes.

//Mirá también: La vibrante definición de La Liga: cómo será el final del torneo y qué le queda al Barcelona de Messi

Esa noche, Barcelona ganó 2-0 con un doblete de la “Pulga”. El argentino abrió el marcador a los 31 minutos del segundo tiempo, anticipando en el primer palo a Sergio Ramos, tras un centro desde la derecha de Ibrahim Afellay. Pero lo mejor llegó al final.

A falta de cuatro minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentario, Messi se la pasó a Sergio Busquets, que dejó muerta la pelota en el lugar para que el argentino haga lo suyo. A pura velocidad, el astro arrancó casi desde el circulo central a dejar rivales en el camino y, cuando se metió en el área, definió cruzado de derecha, dejando como una estatua a Iker Casillas y desparramado en el suelo a Ramos.

//Mirá también: Pep Guardiola, entre los entrenadores más ganadores de la historia

El gol quedó grabado en la memoria de los hinchas del “Barça”, que recordó el tanto en las redes sociales. “Diez años hace que en un día como hoy, Leo Messi marcó uno de sus goles más emblemáticos”, escribió el club en su cuenta de Twitter.

En la revancha, el conjunto “Culé” igualó 1-1 en el Camp Nou y eliminó a Real Madrid. La final fue contra Manchester United, en Wembley, donde Messi se destacó con un golazo y Barcelona conquistó su cuarta Champions League gracias al 3-1 final.

Fuente: Noticias La Liga.