Martín Báez, el hijo mayor del empresario Lázaro Báez, fue beneficiado este lunes con la prisión domicialiaria por el Tribunal Oral Federal (TOF) 4.

Báez fue condenado junto a su padre por lavado de dinero en un juicio oral en febrero último. La Justicia le impuso una fianza de más de 530 millones de pesos.

El monto de la caución real será apelado por la defensa de Báez dado que se erige como un obstáculo para la concreción de la medida dispuesta, según informó la agencia de noticia Télam.

A mediados de febrero, la Cámara Federal de Casación penal homologó la prórroga de la prisión preventiva por un mes, pero ordenó evaluar la posibilidad de morigerar las condiciones de detención, lo que llevó a una nueva discusión que devino en el fallo de este lunes.

Lázaro y Martín Báez en los tribunales de Comodoro Py. (Federico López Claro)

La decisión de imponer a Martín Báez una caución de 531.437.500 pesos fue aprobada con los votos de una mayoría compuesta por los jueces Néstor Costabel y Adriana Palliotti, mientras que la tercera jueza del tribunal, Gabriela López Iñiguez, no propició la imposición de semejante suma.

“Resulta ajustado a derecho en el presente caso morigerar las condiciones de detención de Martín Antonio Báez mediante la aplicación de medidas de coerción alternativas establecidas en el art. 210 del C.P.P.F. y de manera proporcional a los peligros procesales vigentes. De tal modo, corresponden imponer al nombrado Báez: la prestación por sí o por un tercero de una caución real por la suma de $ 531.437.500 (quinientos treinta y un millones cuatrocientos treinta y siete mil quinientos pesos)”, sostuvieron Costabel y Palliotti, quienes también consideraron oportuno someter al imputado al cuidado o vigilancia del “Programa de Asistencia a Personas Bajo Vigilancia Electrónica del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos”, ello mediante la colocación de un dispositivo de monitoreo electrónico.

El 24 de febrero pasado, el TOF 4 condenó a Martín Antonio Báez a la pena de 9 años de prisión y multa de siete veces el monto de las operaciones acreditadas, por considerarlo coautor del delito de lavado de activos agravado.

Con información de Télam.