Autoridades de la escuela parroquial Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Paso del Rey, ubicada en el partido bonaerense de Moreno, denunciaron una usurpación en parte del establecimiento. Tres de las aulas y parte de un terreno destinado a campo de deportes fueron ocupados por personas calificadas como “violentos”.

// Mirá también: Secuestraron a un hombre, le usurparon su casa y apareció muerto

En el lugar hay un patrullero dentro del patio de la escuela para custodiar el resto de las instalaciones tras la denuncia por la toma. Por su parte, el titular de la escuela, el cura Daniel Linera, aseguró que los usurpadores lo amenazaron de muerte.

Con el objetivo de garantizar la continuidad de las clases, los titulares de la institución comunicaron la usurpación de una parte del predio a las autoridades educativas, con las que analizan las decisiones a tomar.

Los inconvenientes en el colegio vienen desde hace un mes, no obstante durante el fin de semana los usurpadores ingresaron a los salones, donde la escuela tiene la mitad del mobiliario que tuvieron que retirar y guardar “en virtud de la presencialidad cuidada” por la pandemia.

La situación que atraviesa la institución educativa fue calificada como “inaudita”, “no solo por la ocupación en sí sino por la violencia de quienes están ocupándola”. El lunes convocaron a los padres de los alumnos a una reunión para comunicarles cómo seguirá el dictado de las clases.

El cura a cargo expresó que hay “una situación muy violenta” en la escuela y calificó a los ocupantes como “gente inadaptada que atropella a las instituciones”. Los usurpadores construyeron un muro en el terreno, que luego fue derribado.

Ocupación de una escuela en MorenoComunicado de la institución | .

// Mirá también: Propietarios Usurpados de Argentina: “El delito se incrementa porque el Gobierno premia las usurpaciones”

Amenazas de muerte

El titular de la escuela, el cura Daniel Linera, admitió que “no duerme tranquilo” por el avance de las tomas en la escuela y por la violencia de las personas en el lugar, quienes sostiene: “Me dijeron en la cara: ‘Te vamos a matar’”.

La autoridad escolar explicó que ya se realizaron las denuncias correspondientes y esperan que la Justicia se expida para poder desalojar el predio. Los usurpadores argumentan “que el terreno es de ellos” pese a que el inmueble lo compró la escuela.

Durante el año 2019 la escuela ya había tenido una usurpación y luego se produjeron otras ocupaciones, tanto en el terreno que compraron para disponer de un campo para hacer deportes como en tres aulas en las que tenían sillas a resguardo.

Además de realizar las denuncias correspondientes, se comunicaron con las autoridades municipales y provinciales, quienes aún no tuvieron respuestas concretas. “La sensación es que estamos en manos de Dios, parecería que estamos en manos de nadie”, sostuvo en declaraciones a Semanario Actualidad.