La vacuna de Pfizer contra el coronavirus sería efectiva contra una mutación del SARS-CoV-2 que comparten las variantes del virus surgidas en Reino Unido y Sudáfrica, de acuerdo a un estudio realizado por la farmacéutica y la Universidad de Texas.

El estudio fue publicado en el repositorio biorXiv, aunque los textos aún no fueron sometidos a revisión por otros expertos.

Vacuna de Pfizer contra el coronavirusImagen ilustrativa / Web

Las variantes de rápida propagación surgidas en el Reino Unido y Sudáfrica comparten la mutación N501Y, que es “especialmente preocupante”, ya que incrementa la afinidad de la proteína S del virus por el receptor de la célula humana, a través del cual entra en ella.

Para llevar a cabo el estudio, se usaron muestras de suero procedente de sangre de 20 participantes en un ensayo previo a las que se les había administrado las dos dosis de la vacuna y que fue extraído entre dos o cuatro semanas después de la inmunización.

Por su parte, uno de los presuntos problemas en el estudio -según los autores- es que no incluye el conjunto completo de mutaciones que “se encuentran en las cepas de rápida propagación en Reino Unido o Sudáfrica”.

Asimismo, los autores remarcaron que “la evolución en curso del SARS-CoV-2 requiere una vigilancia continua de la importancia de los cambios en la cobertura de la vacuna”.

Por último, de acuerdo al estudio, una actualización de la vacuna “se vería facilitada por la flexibilidad de la tecnología de la vacuna que se basa en la tecnología de ARN mensajero”.