La Unión Industrial Argentina (UIA) pidió el miércoles a la Cámara de Senadores que “incorpore una visión productivista” en el tratamiento del proyecto de Aporte Solidario y Extraordinario -conocido como “impuesto a las grandes fortunas”- que había conseguido media sanción en la madrugada en Diputados.

La UIA difundió un comunicado en el que manifiesta su “desacuerdo y preocupación” en relación al proyecto de ley, por entender que su tratamiento “no tuvo en cuenta los elementos que afectan al sector productivo, y consecuentemente, los efectos sobre el sostenimiento del empleo y la actividad”.

El presidente de la UIA Miguel Acevedo (Foto: UIA)

“Los aportes se tendrían que haber hecho en su momento”, dijo al conocer el nuevo pronunciamiento el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. El proyecto, sostuvo, “se debatió y fue anunciado casi desde principios del año legislativo”.

“Muchos de los aportes que fueron surgiendo fueron incorporados al proyecto definitivo” y ahora está “en un tránsito legislativo” que el gobierno espera culmine con “su sanción definitiva en el Senado”, aseveró Cafiero, y rechazó la posibilidad de hacer modificaciones.

De aceptarlas, el proyecto debería volver a pasar por Diputados para aprobar las modificaciones.

El foco del pedido de la Unión presidida por Miguel Acevedo es introducir en el texto del proyecto la exclusión de de la base de imposición a las acciones o participaciones en activos productivos.

“En un contexto atravesado por una crisis de escala global, la redacción del proyecto en cuestión profundizará aquellos problemas que impiden emprender el camino de la recuperación sostenida. Más que gravar los recursos que se destinan a la inversión, Argentina necesita potenciarlos desde una mirada integral y de largo plazo”, dice el documento.

Qué pidieron, punto por punto

  • Excluir de la base de imposición a las acciones o participaciones en activos productivos, incluido todo tipo de inmuebles.
  • Que se permita dar cumplimiento al monto de aporte requerido mediante un importe equivalente en inversiones productivas en el plazo de un año.
  • Incorporar las mismas exenciones que las que presenta el impuesto a los bienes personales, agregando exenciones a Títulos Públicos y a Obligaciones Negociables de empresas argentinas para no afectar el ahorro en moneda nacional y en instrumentos públicos que acaban de atravesar un proceso de renegociación.
  • Incluir un mínimo no imponible y corregir las alícuotas para evitar tratamientos desiguales.