Milagros Silva tenía 21 años, estaba embarazada de tres meses y falleció durante la noche de este domingo tras quedar encerrada en medio de una persecución policial, se cayó de la moto en la que circulaba y murió en el acto. Anoche salió con su novio a comprar para cenar con su mamá en Castelar y no volvió más. Su familia pide Justicia.

Tras lo ocurrido, en medio de la conmoción y el dolor, la madre de Milagros expresó a TN: “Los vecinos me dijeron que la policía venía sin sirena, con las luces apagadas”. “Ellos no tuvieron forma de darse cuenta de que había una persecución”, explicó.

Los agentes policiales iniciaron una persecución para detener a una de las tres motos involucradas en dos robos. No obstante, los motochorros no esquivaron la moto en la que circulaban Milagros Silva, de 21 años, y su novio Ariel Boracchia.

La joven, no llevaba casco, cayó al piso y murió en el acto por la violencia del golpe. Su novio también resultó herido aunque no de gravedad, y ahora permanece sedado.

“Nos dijeron que el patrullero chocó a los delincuentes y eso hizo que, a la velocidad que venían, ellos embistieran a mi hija”, reveló Alejandra, la mamá de la joven quien indicó que el novio de Milagros: “vio a mi hija aplastada por la moto y la sacó”.

(Foto: TN).

Según indicó Alejandra, la ambulancia tardó dos horas en llegar al lugar y cuando lo hizo trasladó primero a uno de los delincuentes, que tenía heridas graves, y dejó a su yerno esperando por lo menos una hora más hasta que volvieron a buscarlo. “No me parece justo, se llevaron a un ladrón en lugar de asistirlo a él”, sostuvo.

Por la madrugada, uno de los delincuentes murió en la seccional 3 de Castelar Sur, confirmó una fuente de la investigación a TN. El otro presunto motochorro está siendo operado por una fractura de cráneo.

A raíz de lo ocurrido, separaron a la policía bonaerense y el caso quedó a cargo de Gendarmería.