Este domingo por la noche, una persecución policial terminó con la muerte de una mujer embarazada de 21 años que transitaba con su pareja en una moto por la zona bonaerense de Castelar. Un repartidor había dado aviso al 911 de la presencia de tres individuos armados que habrían robado en dos comercios en Morón e Ituzaingó.

Según indicó el portal Primer Plano, un móvil policial vio a los tres vehículos cuando cruzaban por la intersección de Segunda Rivadavia y Pérez Quintana, intentó detenerlos para identificarlos, pero los sospechosos escaparon en tres direcciones distintas.

Una mujer embarazada murió al ser atropellada por motochorros que huían de la PolicíaCaptura TN

Los agentes policiales iniciaron una persecución para detener a una de las tres motos, una Yamaha 250 que tomó la calle Hortiguera en dirección a la localidad bonaerense de Castelar. No obstante, los motochorros no esquivaron la moto en la que circulaban Milagros Silva, de 21 años, y su novio Ariel Boracchia.

Tras el choque, la joven de 21 años -que según el testimonio de los familiares estaba embarazada- se golpeó la cabeza al caer al caer al piso y murió en el acto. Su novio resultó herido y fue trasladado por un ambulancia del SAME, al igual que uno de los ladrones que causaron el accidente, al Hospital de Morón.

“Lo que me dijeron cuando llegué fue que la embistieron cuando los perseguía la policía, y lo que me dijeron los vecinos era que el vehículo no tenía sirena. Y después me dicen que el patrullero chocó a la moto y eso hizo que chocaran”, manifestó la madre de la joven en rueda de prensa.

Una mujer embarazada murió al ser atropellada por motochorros que huían de la PolicíaCaptura TN

La mujer detalló que Milagros estaba embarazada de tres meses y que junto a su pareja “habían salido a comprar una gaseosa”. “Salió por diez minutos y no volvió más”, dijo.

A los delincuentes se les secuestró un revólver calibre 22 con 6 municiones, mientras que la moto en que se trasladaban tenía pedido de secuestro en la localidad de Vicente López, por una causa por robo agravado por el uso de arma de fuego.

La investigación fue caratulada como homicidio culposo y tenencia ilegal de arma de fuego, y quedó a cargo del fiscal Oscar Marcos de la UFI N°4 de Morón.