Al inicio de la sesión que marcó el regreso a la presencialidad plena en el Senado, la vicepresidenta Cristina Kirchner lanzó una breve chicana a Juntos por el Cambio por la ausencia de algunos de sus senadores después de haber reclamado retomar el funcionamiento normal.

//Mirá también: Ante las quejas de la oposición, Cristina Kirchner aceptó volver a la presencialidad en el Senado

“Les informo a todos los senadores que contamos con 62 senadores presentes, de los cuales el oficialismo tiene un senador ausente, otro tiene licencia autorizada por este cuerpo (por José Alperovich) y de los diez ausentes, ocho son de la bancada opositora”, remarcó Cristina.

Fue antes de que el Frente de Todos aprobara, sin apoyo de la oposición, dos decretos presidenciales: el 9/21, que prorrogó las sesiones remotas entre septiembre y octubre, y el 10/21, que restableció la presencialidad. Los decretos fueron avalados con 41 votos afirmativos y 20 negativos.

Los ausentes de Juntos por el Cambio fueron el jefe del interbloque, Luis Naidenoff (contagiado de Covid), Martín Lousteau (CABA), Pedro Braillard Poccard (Corrientes), Oscar Castillo (Catamarca), Gladys González (PRO), Ernesto Martínez (Córdoba), Claudio Poggi (San Luis) y María Belén Tapia (Santa Cruz), y por el Interbloque Federal, su líder, el salteño Juan Carlos Romero. Por el Frente de Todos solo faltó el pampeano Daniel Lovera.

El oficialismo aceptó retomar el funcionamiento presencial luego de que Juntos por el Cambio le enviara una nota a Cristina. “Nos oponíamos por entender que no estaban vigentes las condiciones para continuar con la virtualidad”, argumentó el jefe del bloque PRO, Humberto Schiavoni.

El misionero recordó que, cuando la vicepresidenta dispuso la prórroga del sistema remoto, “ya habían vuelto los espectáculos deportivos con público, se habían normalizado los vuelos, se había vuelto a la presencialidad escolar y se había alcanzado el 50% de la inmunización de la población”.

//Mirá también: Ley de etiquetado: sin acuerdo y en medio de internas, fracasó la sesión en Diputados

Sin embargo, Juntos por el Cambio consideró que el decreto firmado después por Cristina tampoco corresponde porque, como había caducado el 8/21, “el reglamento renace en todo su vigor, adquiere toda su vigencia, por lo tanto no es necesario un decreto dictando la vuelta a la presencialidad”.

Por su parte, José Mayans, jefe del bloque Frente de Todos, destacó el trabajo realizado por el Senado durante la pandemia gracias al sistema remoto y habló de “180 leyes” sancionadas en ese lapso.

Mayans consideró necesario volver a la labor presencial, pero alertó sobre los riesgos. “Seguimos teniendo dificultades, hay senadores que han tenido problemas con los vuelos. Esto no pasó todavía, no es tan fácil”, dijo, y deslizó que esto “va a dificultar el quórum”.

El aplauso a Bullrich

José Mayans resaltó durante su discurso la presencia en el recinto de Esteban Bullrich, que padece ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica), una enfermedad que provoca trastornos en el habla.

“Me alegra mucho verlo a Bullrich con nosotros. Está pasando un momento duro pero evidentemente tiene fuerza de espíritu, por eso está acá con nosotros”, destacó el formoseño y se desató un aplauso en el recinto, al que incluso se sumó Cristina Kirchner.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.