La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) habilitó este miércoles la aplicación de la vacuna rusa Sputnik V en mayores de 60 años, que es el grupo etario de mayor riesgo frente al coronavirus. El anuncio se hará después del mediodía, según confirmó Clarín.

Los informes técnicos del Fondo de Inversión Rusa ya habían llegado a manos del Gobierno, en los que figuraba la eficacia y seguridad de la inmunización en los mayores, uno de los puntos que había generado dudas.

Sin embargo, pese a la aprobación de la ANMAT, los adultos mayores no serán vacunados hasta que el Ministerio de Salud nacional emita una resolución oficial.

Entregaron en la provincia de Santa Fe la primera partida de la segunda dosis de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus. (@gobsantafe)TW / @gobsantafe

Hacia fines de diciembre, el Ministerio de Sanidad de Rusia ya había autorizado la Sputnik V en personas mayores de 60 años: el director del Centro Gamaleya, Alexandr Gintsburg, había confirmado que no detectaron nuevos efectos secundarios en los mayores vacunados.

Pero la polémico comenzó cuando el presidente ruso, Vladimir Putin, reconoció en rueda de prensa que no podía vacunarse porque su edad, 68 años, no se lo permitía. “Yo atiendo a las recomendaciones de nuestros especialistas y por eso por ahora no me he puesto la vacuna, pero lo haré sin falta cuando sea posible”, dijo.

El Presidente ruso volvió a hablar sobre la vacuna Sputnik V (Photo via AP).Photo via AP

Tal como estaba previsto, el Gobierno avanza con la aplicación de las primeras 300.000 vacunas en personal de salud, tras lo cual continuará con fuerzas de seguridad y docentes. La intención es incluir a los adultos mayores lo antes posible, dado que pertenecen al grupo que tiene mayor probabilidad de muerte en caso de contagio.