Kim Kardashian visitó el Vaticano junto a sus amigos, entre ellos, la modelo Kate Moss. Como es rutina, publicó las postales de su viaje en Instagram. Pero mientras que la empresaria se esperaba halagos, sus comentarios se llenaron de críticas.

//Mirá también: Kim Kardashian llegó a los 225 millones de seguidores de Instagram y lo celebró en microbikini

Kim Kardashian en el VaticanoFoto: Instagram @/kimkardashian

Moss utilizó un vestido negro con una camisa que cubrió sus brazos. Sin embargo, Kardashian, vistió uno que dejó sus hombros y abdomen al descubierto, además de dar aludía que no tenía nada debajo. Con transparencias y recortes, infringía las estrictas normas de vestimenta.

Kim con Kate MossFoto: Instagram @/kimkardashian

“Tuvimos la experiencia más increíble al recorrer la Ciudad del Vaticano. Fue increíble poder ver todo el arte icónico, la arquitectura y las antiguas esculturas romanas en persona, especialmente las obras de Miguel Ángel”, escribió la influencer.

Kim Kardashian con sus amigosFoto: Instagram @/kimkardashian

Y agregó: “Incluso tuvimos la oportunidad de ver su archivo privado de túnicas usadas por todos los papas de la historia, que se remontan al año 1500”.

Kim Kardashian y su impresionante vestidoFoto: Instagram @/kimkardashian

Antes de recibir las críticas de sus seguidores, Kim aclaró: “No se preocupen, he respetado el código de vestimenta y me he tapado completamente en la Basílica de San Pedro y en la Capilla Sixtina”.

El abrigo que utilizó para taparseFoto: Instagram @/kimkardashian

Es que sobre el vestido, la empresaria utilizó un tapado de cuero cada vez que ingresaba a un edificio donde era necesario. La visita privada duró dos horas y media.

Kim se quitaba la campera para las fotosFoto: Instagram @/kimkardashian

//Mirá también: Kim Kardashian deslumbró durante su entrenamiento con una osada malla cavada

Según el sitio web del Vaticano, para entrar a esos dos lugares, los museos y los jardines se debe estar “debidamente vestido”. No se pueden vestir prendas sin mangas o escotadas, pantalones cortos por encima de la rodilla, minifaldas ni sombreros, y tampoco se permiten los tatuajes que puedan ofender la moral católica o la “decencia común”.

Las transparencias infringían el código de vestimentaFoto: Instagram @/kimkardashian
Kim Kardashian y Kate MossFoto: Instagram @/kimkardashian

Sin embargo, se generó más polémica luego de que se conozca el origen del vestido de Kim. Su atuendo es del diseñador mexicano Victor Barragán de su colección otoño 2020, inspirada en los tiempos de la inquisición mexicana cuando se perseguía a las brujas y se las humillaba vistiéndolas con una prenda de silueta similar a la de Kardashian.