“Estamos trabajando en un Decreto de Necesidad y Urgencia que el Presidente de la Nación está terminando de evaluar”. Fernanda Raverta, directora ejecutiva de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), confirmó este jueves que el Gobierno nacional apura un proyecto al que denomina de “jubilación anticipada”: todos aquellas personas que lleven un tiempo sin conseguir empleo y cuenten con 30 años de aportes previsionales pero aún no tengan la edad jubilatoria que la ley exige, podrán acogerse a un beneficio que implicará cobrar hasta un 80 por ciento del haber jubilatorio total.

//Mirá también: Un fallo obliga a Anses a pagar la diferencia entre aumentos por decreto y la movilidad suspendida

Fernanda Raverta llegando a Casa Rosada.

La confirmación del proyecto fue hecha por Raverta en la Televisión Pública, al final de una jornada donde desde la propia Anses se filtraron algunos detalles de la iniciativa.

“Van a acceder quienes ya cumplieron con los 30 años de aportes, que en este momento se encuentran sin trabajo registrado pero que aún no cuentan con la edad para jubilarse; en su mayoría (cerca del 90 por ciento) son hombres”, dijo Raverta.

La funcionaria (que estuvo entre los colaboradores ratificados que la semana pasada pusieron su renuncia a disposición del Presidente Fernández) varias veces insistió en que “se están terminando de estudiar los detalles para que sea una medida seria y ofrezca una solución”. Si bien no precisó un plazo, dio a entender que el DNU sería firmado en los próximos días.

Raverta estimó que “en lo inmediato”, entre “veinte mil y treinta mil” personas estarán en condiciones de encuadrarse en el próximo beneficio previsional. “Esta gente ya le aportó al Estado durante 30 años y creemos que hay que darle una ayuda”, dijo la titular de la Anses.

La ley (salvo para actividades laborales específicas) establece los 60 años para la mujer como límite para jubilarse, y los 65 años para los hombres. El trabajador, además, debe sumar como requisito para el retiro un mínimo de 30 años de aportes previsionales.

De prosperar la iniciativa, las mujeres con 55 años y los hombres con 60 años podrán inscribirse en las oficinas de la Anses para empezar a percibir lo que técnicamente se denomina “prestación anticipada de desempleo”. Raverta estimó que ese haber “será de un 80 por ciento” de lo que debería ser la jubilación. Una vez que esa persona cumple la edad jubilatoria que exige la ley, pasará a cobrar el haber previsional completo.

Esas personas pasarán a ser jubilados formales cuando cumplan la edad que corresponde”, aclaró Raverta. La funcionaria explicó que el objetivo que se persigue es “darle una solución a gente que por edad tiene una enorme dificultad de integrarse al mercado laboral”.

También dijo que el proyecto fijará un corte en el tiempo que debe llevar la persona como desempleada para evitar “avivadas”. Si el beneficiario consiguiese un empleo en blanco, dejará de cobrar “la prestación por desempleo”.

Filas y demoras para ser atendido en una oficina de ANSES.

El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación (y extitular de la ANSES durante la presidencia de Néstor Kirchner), Sergio Massa, había confirmado por la mañana la existencia del proyecto. “La ANSES está trabajando para respaldar a aquellas personas mayores de 50 años que se quedaron sin trabajo durante la pandemia”, dijo a Radio 10.

//Mirá también: Las medidas económicas del Gobierno: suba del salario mínimo, un IFE 4, y bono extra para la jubilación mínima

El referente del Frente Renovador (uno de los aliados del oficialista Frente de Todos) se mostró a favor de “trabajar en instrumentos de capacitación y en una solución de un instrumento pre-jubilatorio”.

“La ANSES puede ayudar a aquellas personas que se han quedado sin trabajo y todavía no están en edad de jubilarse”, insistió Massa, quien elogió la tarea de Raverta al frente de la agencia social.

En lo que fueron las primeras declaraciones públicas tras las PASO y el cimbronazo vivido dentro de la coalición oficialista que derivó en un reacomodamiento del Gabinete Nacional, Massa dijo que “hay que ver cuántas personas se alcanzan con una nueva moratoria teniendo en cuenta que se ha ampliado la manera de acceder a la jubilación”. Raverta dijo después que no superarían las 30 mil personas.

“Queremos terminar de resolver los problemas de los sectores que se vieron perjudicados por la pandemia generando un puente y reactivando la economía”, dijo también Massa, sobre esta iniciativa, que se suma a otras medidas gubernamentales dirigidas a reactivar el consumo.

En la Argentina hay 5.159.630 jubilaciones y 1.666.655 pensiones que dependen de la Anses. Esto hace un total de 6.826.285 de beneficiarios, de acuerdo con datos de la Anses actualizados hasta el primer trimestre de 2021.

También hay 1.657.061 beneficios no contributivos, entre los que figuran 1.066.546 pensiones por invalidez; 195.558 personas que perciben la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM); y 305.000 pensiones de madres de 7 hijos.

La confirmación oficial del proyecto de jubilación anticipada se conoció el mismo día en que se informó la tasa de desocupación se ubicó en 9,6% en el segundo semestre del año. La iniciativa de adelantar beneficios previsionales tiene entre otros objetivos ordenar el mercado laboral y la demanda de empleo.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.