Al menos 18 personas murieron y 200 personas siguen desaparecidas en el norte de India, tras la rotura de un glaciar del Himalaya, que provocó la crecida repentina de un río, según declaró a la prensa el primer ministro del estado de Uttarakhand, Trivendra Singh Rawat.

El jefe de la policía local, Ashok Kumar, habló el domingo de 200 desaparecidos solo en las dos centrales eléctricas ubicadas en la represa de Richiganga.

Algunos obreros quedaron bloqueados en dos túneles obstruidos por el torrente de agua, barro y piedras que desató la ruptura del glaciar. En ese sentido, 12 personas fueron socorridas en un túnel y al menos 25 seguían atrapadas en otro, dijo Piyoosh Rautela, responsable de la ayuda del Estado a las víctimas de las catástrofes.

Estábamos trabajando en el túnel, a 300 metros de la salida. De repente, escuchamos silbidos y gritos pidiéndonos que saliéramos”, dijo Rajesh Kumar, un sobreviviente de 28 años, en declaraciones a AFP.

Y agregó: “Vislumbrábamos la salida, cuando el agua irrumpió. Era como en una película de Hollywood. Creímos que no lo lograríamos”.

El torrente de agua arrasó el valle del río Dhauliganga, destruyendo todo lo que encontraba a su paso como carreteras y puentes, según imágenes tomadas por habitantes aterrorizados. Se trata de un afluente del Ganges, cuyas aguas son sagradas para los hindúes.

Los pueblos en las montañas que rodean el río fueron evacuados y las autoridades aseguraron que el mayor peligro de inundación ya pasó.

Estado de Uttarajand, donde los servicios de Emergencia y Rescate de India lanzaron una operación masiva de salvamento. (DPA)DPA

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, envió este domingo el pésame a las familias de las víctimas y a todo el país. “Naciones Unidas está dispuesta a contribuir a los esfuerzos de socorro y asistencia en curso si fuera necesario”, enfatizó.

Los 14 glaciares que dominan el río en el parque nacional de Nanda Devi son objeto de estudios científicos debido al cambio climático y la deforestación que aumenta los riesgos de desprendimiento.

La fundición de un cuarto del hielo del Himalaya que se observó en los últimos cuatro décadas es imputable al aumento de las temperaturas.

En 2013, enormes inundaciones debidas a las lluvias monzónicas mataron a 6.000 personas en el estado, lo que hizo que se hicieran llamados para revisar los proyectos de desarrollo en Uttarakhand, en particular en las zonas aisladas como esta de la represa de Rishi Ganga.