El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, admitió que no descartan judicializar su rechazo al impuesto a la riqueza que Diputados aprobó y que podría ser ley pronto.

“Claramente estamos pensando en una judicialización. Ya tuvimos una reunión de Consejo y se planteó la posibilidad de generar alguna acción de inconstitucionalidad. Lo que menos voluntad hay es de quedarse con los brazos cruzados. La preocupación es muy grande y se hace imposible cumplir con los pagos de estos impuestos”, planteó Chemes en CNN Radio.

Jorge Chemes, Presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (Foto: CRA)

Para él, este nuevo impuesto “va a generar que haya que vender capital para poder pagar”, lo que sería “confiscación, sin ninguna duda”, consideró el presidente de la Mesa de Enlace.

Chemes tampoco descartó medidas de fuerza de parte del campo. “El clima que se vivió en las últimas horas con las bases fue de tomar una decisión en ese sentido”, dijo, pero no dio precisiones.

“Están pidiendo una contundencia mayor en las medidas porque se está viendo que va a ser imposible hacer frente a un impuesto como el que nos acaban de imponer. Estamos contemplando la posibilidad de tomar acciones legales y otro tipo de acciones que puedan ser solicitadas desde las agrupaciones rurales o los mismos productores. Lamentablemente, esto tiene un horizonte en el que se va a complicar”, sumó.

“Se puede pensar que esto es una revancha que viene del 2008”, lanzó también el titular de CRA, sobre el conflicto en torno a las 125 durante la presidencia de Cristina Kirchner. “Tiene ese color. Hay una mirada y un control constante sobre el campo, buscando un enfrentamiento, generando algún conflicto. Aparece este relato en el que parece que los del campo somos los malos. Son temas que complican la producción”, sostuvo.

Además señaló una, a su entender, “contradicción” en el Gobierno. “Por un lado hay un discurso en el cual se quiere apoyar el crecimiento, el desarrollo, la producción y la exportación y por otro lado nos pegan en la cabeza con nuevos impuestos que nos hacen imposible seguir adelante. El desconcierto que tenemos es muy grande. No sabemos quién dice la verdad, a quién hay que escuchar. Hay que poner más orden y más coherencia en los anuncios”, dijo.

Para Chemes, el “clima de frustración y desconcierto” lleva a que muchos productores “empiecen a mirar a países vecinos”. “Los que ya tienen algún emprendimiento en marcha van a enfocar todas sus inversiones en los países vecinos porque ven que las condiciones son absolutamente diferentes. Hay muchos mirando a ver qué situación se presenta para irse a otro país”, alertó.