Diego Maradona llegó a Italia para cambiar todo. Nunca habrá otro igual. O al menos difícilmente pueda existir un genio de la talla del pequeño gigante. Se cumplen 34 años del primer Scudetto del Napoli con el eterno “10″ como figura indiscutible.

//Mirá también: Adiós Boca: Edinson Cavani renovó con el Manchester United

En la temporada 1986/87, luego de conocer el ruedo durante sus dos campañas pasadas y pelearse contra Juventus, Inter y Milan cada partido que tuvo, Diego estaba preparado para dar el salto más importante de su vida a nivel clubes. El humilde pero sólido Napoli nunca había conseguido un campeonato liguero ante la mesa chica “del Norte”. Las gambetas del zurdo y su pasión lo lograron.

Maradona venía de levantar la Copa del Mundo en México 1986. Consagrado como el mejor jugador de todos, se calzó la camiseta celeste de los napolitanos y conquistó Italia en un momento crucial para la historia del país.

Las luchas y las divisiones populares entre el norte y el sur de Italia encontraron en 1987 un punto de inflexión. Napoli jugó 30 partidos, ganó 15, empató 12 y perdió solamente dos para llevarse la Serie A. Diego marcó diez goles en el torneo.

Ante los tres gigantes, Napoli consiguió 11 puntos de los 18 posibles. Maradona le marcó un memorable gol al Milan a cuatro fechas del final del torneo para encaminar su título liguero.

Los títulos de Diego Maradona en Napoli

El Scudetto de 1987 fue el primero de sus cinco títulos con “Gli Azzurri”. Luego consiguió la Coppa Italia en esa misma temporada, la Copa de la UEFA en 1989, otra Serie A en la campaña 1989/90 y la Supercopa de Italia en 1990.

//Mirá también: La agenda de los equipos argentinos por Copa Libertadores y Copa Sudamericana

Además se llevó dos distinciones como máximo goleador en 1988: una del Calcio, con 15 goles, y la otra en la Coppa Italia, con 8 tantos.