En medio del tormentón de pálidas, como consecuencia del escándalo de las vacunaciones de privilegio, el decidido enfrentamiento con la Justicia y la revuelta popular en Formosa, la Cámara de Diputados abrirá este martes una puerta a una posible reivindicación del gobierno de Alberto Fernández de cara a una sociedad descontenta, con el inicio del debate del proyecto de ley que establece un alivio en el impuesto a las Ganancias.

La iniciativa, presentada por Sergio Massa y firmada por 110 diputados del bloque de su bloque, Frente de Todos, y de otros bloques opositores, establece que pasarían a pagar Ganancias quienes tengan ingresos mensuales en bruto —es decir, antes de los impuestos y retenciones– superiores a 150.000 pesos. De bolsillo serían unos 124.500 pesos.

Una novedad se conoció este lunes en torno del proyecto —que regirá únicamente en 2021, año electoral— es que será de aplicación retroactiva a enero, de modo tal que los descuentos ya aplicados este año sobre salarios, de acuerdo con el actual esquema de Ganancias, serán reintegrados cuando la iniciativa entre vigor, con su publicación en el Boletín Oficial.

Las devoluciones podrían hacerse efectivas recién en abril o mayo, porque la ley, para entrar en vigencia, debe antes transitar el debate en comisiones y ser sancionada por ambas cámaras del Congreso, lo que puede llevar algunas semanas. Pero con aprobación segura y por amplia mayoría, porque la oposición ha confirmado su apoyo desde el primer momento.

Sergio Massa Camara de Diputados Foto Federico Lopez Claro

Aguinaldos, exentos

Además de la retroactividad a enero, que era reclamada por el principal espacio de la oposición, Juntos por el Cambio (JPC), la otra novedad importante divulgada por el massismo este lunes es que los aguinaldos quedarán exentos de Ganancias durante este año.

La semana pasada Massa se reunió con los líderes de la CGT y diputados nacionales de extracción sindical —todos, del oficialismo—, quienes pidieron que varios ítems salariales queden eximidos de Ganancias.

Por ejemplo, horas extras, viáticos bonos por productividad, gastos de guardería, gastos en educación, plus por desarraigo; horas nocturnas; feriados y días no laborables trabajados; adicionales por trabajos penosos, peligrosos o insalubres; indemnizaciones legales o convencionales; antigüedad; etcétera.

Las negociaciones arrancarán formalmente este martes, a partir de las 15, cuando se reúnan por primera vez en plenario las comisiones de Presupuesto y Hacienda, que preside Carlos Heller, y de Legislación del Trabajo, que conduce Vanesa Siley, ambos del Frente de Todos (FDT), con el fin específico de discutir esta propuesta.

Este primer encuentro será de carácter informativo, para escuchar las exposiciones del ministro de Trabajo, Claudio Moroni; de la directora de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; y del secretario de Política Tributaria, Roberto Arias.

La reunión se realizará, como mandan las circunstancias, de manera virtual. Según el portal especializado Parlamentario, la intención del oficialismo es realizar dos o tres reuniones informativas más la semana próxima, con la mira puesta en una votación en el recinto la tercera semana del mes.

Aunque el impacto en las finanzas públicas y la cantidad de contribuyentes beneficiados se conocerá este martes, con las exposiciones de los funcionarios, en el massismo calculan que 1,2 millón de trabajadores y jubilados que hoy pagan Ganancias este año no lo harán.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.