El equipo tecnico de Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, adelantó que la modificación al impuesto a las Ganancias —que eleva el piso imponible a 150.000 pesos de salario bruto— será retroactivo a enero de 2021.

Es decir, que quienes hayan sufrido descuentos por el impuesto a las Ganancias durante enero, febrero y marzo, recibirán un reintegro en abril, confirmó Télam. La decisión fue un acuerdo entre Massa, el Ministerio de Economía y la AFIP, detallaron.

Senadores debaten en sesiu00f3n extraordinaria la modificaciu00f3n del impuesto a las Ganancias

También se supo que el medio aguinaldo (Salario Anual Complementario) de los sueldos menores de $150.000 (brutos) estará excento del impuesto a las Gananancias tanto en junio como en diciembre.

“Los mencionados beneficios, que fueron incorporados teniendo en cuenta pedidos de la CGT y legisladores tras mantener reuniones con el presidente de la Cámara, ya han sido validados con Ministerio de Economía y AFIP”, dijeron de la Presidencia de Diputados.

La devolución de los descuentos por Ganancias de enero, febrero y marzo sumará un beneficio adicional para los 1.267.000 trabajadores y jubilados que dejarán de pagar el tributo una vez que se apruebe la ley.

Para hacer una proyección (aunque en cada caso dependerá de la estructura familiar del trabajador y si descuenta de Ganancias ítems como alquiler y otros), un asalariado soltero y sin hijos con salario de 110.000 pesos en bruto (91.300 pesos netos) cobrará el mes próximo un reintegro de 4974 pesos.

La exención de Ganancias para el medio aguinaldo fue uno de los cambios que los gremialistas propusieron a Massa, incluso es uno de los puntos de un proyecto propio que presentó el diputado Facundo Moyano (FdT-Buenos Aires).

Con la aplicación retroactiva y que el SAC quede exento del tributo, estiman cerca de Massa, el Estado espera generar un impacto positivo en los bolsillos de trabajadores y jubilados de alrededor de 10.000 millones de pesos.

Esa inyección de fondos, aseguran, “se volcará de manera directa al consumo”. “El Presidente pidió en la Asamblea acelerar el tratamiento de Ganancias porque para el Gobierno la recuperación del ingreso es una prioridad”, aseguró Massa.

El proyecto de reforma de Ganancias modifica el artículo 30 de la ley 20628 (texto ordenado en 2019) para elevar el monto mínimo no imponible.

Con esa modificación, los trabajadores que cobren hasta 150.000 pesos y los jubilados que perciben hasta 8 jubilaciones mínimas ya no pagarán el impuesto.

“Este alivio fiscal que se está impulsando para trabajadores y jubilados, que implicará una esfuerzo presupuestario para el Estado, se va a compensar por la mayor recaudación que generará el consumo adicional”, evaluaron desde el equipo de asesores del titular de la Cámara.

“La suba del mínimo no imponible, más la retroactividad a enero y la exención del medio aguinaldo, impactarán de manera positiva en el bolsillo de trabajadores y jubilados”, completaron.

Con información de Telam.