En medio de la ronda de entrevistas que brindó este jueves por la salida de Argentina del Grupo de Lima, el canciller Felipe Solá también minimizó las internas en el Frente de Todos al asegurar que el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner están “unidos por el amor y el espanto”, y precisó que ese espanto “se llama (Mauricio) Macri”.

“Están indisolublemente unidos por el amor y por el espanto, a la vez. El espanto se llama (Mauricio) Macri, la vuelta a una situación así, de endeudamiento, de locura, de apertura, de empobrecimiento, etc. De parálisis de la economía, finalmente”, indicó Felipe Solá en declaraciones para Radio Con Vos.

Consultado sobre las crecientes tensiones en la coalición oficialista, Solá señaló: “Nosotros estamos sufriendo la pandemia (del coronavirus) pero no las políticas de Macri en este momento”.

FELIPE SOLÁ. Será cabeza de la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires de la lista de 1País (La Voz/Archivo).

El funcionario nacional respaldó las declaraciones que en la víspera realizó la vicepresidenta Cristina Kirchner, al encabezar un acto para conmemorar un nuevo aniversario del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976. Allí, la vicepresidenta renovó sus críticas contra Macri y le volvió a advertir al Fondo Monetario Internacional (FMI) que la Argentina no tiene plata para devolverle los alrededor de 44.000 millones de dólares que se le entregaron a la administración de Cambiemos.

“Creo que están indisolublemente unidos y así lo siento”, insistió en alusión al vínculo entre el Presidente y la vicepresidenta, y remarcó: “Creo que somos un frente, el Frente de Todos, y un frente está para bancarse los acuerdos y los desacuerdos también”.

Felipe Solá instó a Sergio Berni para que se disculpe por sus críticas al Gobierno

(DyN/Archivo).

Por su parte, Felipe Solá no dejó de advertir que el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, debe disculparse por las críticas contra el Gobierno nacional y el reciente episodio de extrema tensión que protagonizó con Eduardo Villalba, el segundo de la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic.

“Creo que Berni debió pedir disculpas porque esas actitudes son con impacto político”, pidió el canciller argentino.

Además, cuando se le consultó sobre los planteos del ministro de Seguridad contra quienes se fueron del kirchnerismo y ahora volvieron, Solá remarcó: “Que ponga nombres y apellidos, entonces las cosas se aclararán, si no es una frase más”.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.