Con una estrategia de dos paradas que sorprendió, el holandés Max Verstappen ganó el Gran Premio de Francia de Fórmula 1, séptima fecha de la temporada; así, se consolidó al tope de la máxima categoría del automovilismo mundial.

Verstappen, que el sábado había logrado el mejor tiempo en la prueba de clasificación, cruzó la meta en el primer puesto a bordo de su Red Bull, con el que superó justo antes de la última vuelta al séptuple campeón mundial inglés Lewis Hamilton (Mercedes), que se mantiene como su escolta en el certamen.

El holandés, que a la primera curva de la competencia llegó adelante pero perdió el control de su auto y cedió la punta, se recuperó y suma ahora 131 puntos, 12 más que Hamilton. Mientras, el otro piloto de Red Bull, el mejicano Sergio Pérez, que venía de ganar en Bakú el Gran Premio de Azerbaiyán, es tercero con 84 unidades tras completar el podio en el circuito de Paul Ricard, en Le Castellet.

El cuarto puesto fue para el finlandés Valtteri Bottas con el otro Mercedes, mientras que los pilotos de McLaren, el británico Lando Norris y el australiano Daniel Ricciardo se ubicaron quinto y sexto, respectivamente.

El francés Pierre Gasly se ubicó séptimo a bordo de su Alpha Tauri, con el que antecedió al Alpine del español Fernando Alonso (octavo), y a los Aston Martin del alemán Sebastian Vettel y del canadiense Lance Stroll, que completaron el “top ten”.

Una nueva decepción protagonizó la escudería italiana Ferrari, con el español Carlos Sainz que finalizó undécimo, cinco puestos por delante de su compañero, el monegasco Charles Leclerc.

El Mundial de F1 continuará en el circuito austríaco de Red Bull Ring, Spielberg, sede de las próximas dos fechas, previstas el domingo 27 y el 4 de julio, respectivamente.