Tras el anuncio de varios países europeos que suspendieron en forma preventiva la administración de las dosis de AstraZeneca, en Argentina aseguran que no hay evidencia científica que justifique una suspensión.

No es solo en el país donde lo consideran de esta manera. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) afirmó que el riesgo de la formación de coágulos de sangre no es mayor en las personas vacunadas y que “las informaciones disponibles hasta ahora indican que el número de eventos tromboembólicos en las personas vacunadas no es superior al observado en el resto de la población”.

Dinamarca fue el primer país en suspender por precaución el uso de la vacuna anti Covid de AstraZeneca debido a problemas de coagulación en la sangre de algunos pacientes, informaron las autoridades.

Italia, por su parte, suspendió la aplicación de un lote en particular tras una serie de consecuencias adversas.

La decisión danesa “sigue a las noticias de graves casos de coágulos de sangre en personas vacunadas con la vacuna anti Covid-19 de AstraZeneca”, explicó en un comunicado la autoridad sanitaria danesa, agregando que de todos modos “por el momento no se determinó que haya un vínculo entre la vacuna y los coágulos de sangre”.

La vacuna de AstraZenecaAP

El domingo pasado la oficina federal austríaca para la seguridad sanitaria informó haber suspendido la administración de un lote de vacunas de AstraZeneca (número ABV5300) tras la muerte de una mujer y la hospitalización de otra, debido a una embolia pulmonar tras recibir las dos dosis de la vacuna.

Luego también Estonia, Lituania, Luxemburgo y Letonia suspendieron por precaución las vacunas de ese lote, que cuenta con un millón de dosis y fue distribuido en 17 países.

Además de Dinamarca, Austria, Estonia, Lituania, Luxemburgo y Letonia, los demás países que recibieron vacunas del lote número ABV5300 son Bulgaria, Chipre, Francia, Grecia, Islandia, Irlanda, Malta, Países Bajos, Polonia, España y Suecia.

Mientras tanto, en nuestro país se esperan datos concluyentes sobre la relación entre los problemas registrados y las vacunas, y por lo pronto no se suspenderá la vacunación.

“Todavía no existe información suficiente para vincular las dosis aplicadas con los problemas descriptos. Incluso, los países que más han empleado la AstraZeneca, como USA, aún no cuentan con informes oficiales. La responsable en el país de la Seguridad en vacunas es CONASEVA. Son ellos quienes deben analizar el tema”, dijeron a Clarín miembros de la Comisión Nacional de Inmunizaciones.