Las autoridades italianas descubrieron escondidas en un depósito de Italia unos 29 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, que se piensa que estaban preparadas para su exportación a Reino Unido, y cuya existencia no había sido informada ni al Gobierno italiano ni a las autoridades comunitarias, según información del diario “La Stampa”.

La dosis se encontraron en una planta de la empresa Catalent, cerca de Roma, después de que así lo advirtiese la Comisión Europea, informó la agencia de noticias “Europa Press”.

Parte de este material habría sido producido en Países Bajos por la firma Halix, una subcontratada de AstraZeneca con capacidad para generar 5 millones de dosis al mes, informa la agencia de noticias Bloomberg.

Los fármacos localizados en Italia son casi el doble de los que recibió hasta ahora la Unión Europea (UE) por parte de la farmacéutica anglosueca y su destino final es Reino Unido, que las habría comprado para garantizar una segunda dosis a casi 15 millones de personas.

Ahora el Ejecutivo comunitario adoptará una modificación del mecanismo de control creado para impedir la exportación de vacunas al exterior por fabricantes que estén incumpliendo sus compromisos de venta a los países de laUE.

Hasta ahora sólo se utilizó este mecanismo para frenar la salida de vacunas una única vez en el mes y medio que lleva en marcha y fue para bloquear una partida de AstraZeneca también preparada para el envío desde Italia, aunque con destino a Australia.

Los constantes incumplimientos de AstraZeneca con las entregas comprometidas con los socios de la UE mientras abastece sin retrasos a Reino Unido con lo producido en plantas europeas, elevó la tensión entre Bruselas y Londres.

En ese marco, la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, amenazó hace una semana al Gobierno británico de Boris Johnson con vetar las exportaciones de vacunas hacia Reino Unido.

Von der Leyen llevará esta propuesta el jueves a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE que se reunirán por videoconferencia para analizar los problemas para avanzar en la vacunación de los europeos al ritmo previsto.