Las disputas internas en Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires comenzaron a tomar temperatura con el PRO y la Coalición Cívica, que intentan resistir el posible crecimiento en la intención de votos de Facundo Manes, precandidato de la UCR.

//Mirá también: Elisa Carrió cargó contra Facundo Manes: “Hay que saber leer, escribir y redactar un artículo de una ley”

En esta ocasión, la que salió con los “tapones de punta” fue Elisa Carrió. La exdiputada y líder de la Coalición Cívica pidió “derecho a réplica” sobre los dichos recientes de Manes, que en una entrevista había dicho que ella le fue a ofrecer ser candidato a vicepresidente suyo en 2015.

“Miren, en Juntos por el Cambio lo que no se puede hacer es mentir, y menos injuriar”, dijo Carrió en un mensaje que difundió en su cuenta oficial de Facebook. Y señaló que fue una vez al departamento de Manes en 2015, invitada por su amigo y dirigente político de La Matanza Héctor “Toty” Flores.

“Ya éramos yo candidata a presidenta y él candidato a vicepresidente. Tuvimos una fuerte discusión académica porque el señor desconocía los tipos de conocimiento: el práctico, el teórico, el místico, y sólo reconocía el conocimiento neurocientífico. Fue un diálogo fuerte de discusión académica”, dijo.

Y señaló que en aquel momento, ella le explicó a Manes que “trate de no ser cabeza de lista de la vieja política, cosa que finalmente sucedió. Es más, en 2015 él acompañaba a Ernesto Sánz y allí tuvimos otra discusión académica. Le dije: según tu teoría, lo de Pitágoras no fue intuición teórica. El señor desconocía todos los otros saberes que no son su saber”.

Carrió dijo que ella no quiere polemizar, pero pide el “derecho a réplica” porque “no se puede mentir”.

Elisa Carrió volvió a criticar a Facundo Manes. (La Voz / Archivo)

“Las reglas de juego deben ser claras y la prohibición de la mentira entra dentro de las reglas de juego. No se admiten mitómanos, por lo menos en Juntos por el Cambio”, dijo la dirigente de la Coalición Cívica.

Luego, en declaraciones a la prensa, la exdiputada nacional aseguró que “este señor miente descaradamente” dado que ella nueva fue a su departamento en la Ciudad de Buenos Aires a ofrecer que la acompañe en una fórmula para ir primero por la candidatura en las elecciones primarias y luego por el Gobierno nacional.

En la misma línea se expresó Maximiliano Ferraro, presidente de la Coalición Cívica y diputado nacional. “El diálogo y debate sincero sin trampas y mentiras son reglas que todos debemos respetar en Juntos por el Cambio. Sería bueno que Manes y su equipo lo lleven a la práctica”, escribió en su cuenta de Twitter.

El pacto de no agresión

Los dichos de Manes vienen generando molestia interna porque los referentes de Juntos por el Cambio habían acordado el 19 de julio poner en funcionamiento un código de ética a cumplir durante la campaña para las PASO, con el objetivo de evitar que los precandidatos de cada espacio de la coalición hagan escalar la interna que ya había subido de nivel de cara al inminente cierre de listas.

Esto se consensuó durante la reunión virtual de cada lunes de la mesa nacional de Juntos por el Cambio, en la que esta se repasó el cierre de los frentes electorales en las distintas provincias y se analizó las rupturas en Neuquén y San Luis.

Los gastos de la campaña

En una entrevista con el diario La Nación, Manes había dicho también: “Esta interna es David contra Goliat. Espero que no se gasten los impuestos de los porteños en la campaña”. Con eso pidió que Horacio Rodríguez Larreta, uno de los líderes del PRO, no destine recursos públicos para financiarles la campaña a sus precandidatos.

Esto generó el enojo de Cristian Ritondo, uno de los jefes territoriales del PRO en el Gran Buenos Aires. “Facundo, decís que llegás para sacar lo mejor del potencial argentino pero solo sembrás desconfianza y dudas en tu propio espacio. No caigas en las peores costumbres de la vieja política si querés renovación. El Frente de Todos ya no necesita más candidatos”, dijo.

//Mirá también: María Eugenia Vidal: “Queremos mantener el equilibrio en el Congreso para que el oficialismo no avance con su autoritarismo”

También la exgobernadora de la Provincia de Buenos Aires y actual precandidata porteña María Eugenia Vidal se sumó al cruce y defendió a su espacio político: “No tengo dudas de que el dinero de impuestos no irá a la campaña electoral”, afirmó en declaraciones a radio La Red, de Buenos Aires.

“Nosotros siempre vamos a rendir cuentas. Sería subestimar a la gente pensar que no lo vamos a hacer. Los bonaerenses saben lo que hicimos. En un año y medio tan triste para todos los argentinos donde todos tenemos algún familiar o conocido que perdió la vida por el virus, me parece una falta de respeto entrar en esa clase de chicanas. No voy a contestar en ese nivel”, respondió.