El avión de Aerolíneas Argentinas que traerá desde Rusia una nueva partida de dosis de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus llegó a Moscú este miércoles, y está previsto que retorne al país el jueves antes del mediodía.

Por su parte, Bolivia también recibirá este jueves su primer lote de vacunas rusas Sputnik V contra el covid-19 por medio del mismo avión de bandera argentina que efectúa el transporte desde Moscú hasta Buenos Aires, informó el gobierno del presidente Luis Arce. Otra nave boliviana hará el traslado final del cargamento desde la capital argentina hasta La Paz.

El Ministerio de Relaciones Exteriores dijo en un comunicado que “el primer lote de vacunas Sputnik V partió de Rusia con destino a Buenos Aires y llegará este jueves 28 de enero”. Según el informe oficial, el Airbus 330-200 de Aerolíneas Argentinas ya despegó del aeropuerto moscovita Sheremétievo hacia la Argentina.

Una vez en Buenos Aires, “se realizará el transbordo a una aeronave de la empresa estatal Boliviana de Aviación (BOA), con destino a La Paz”.

Los gobiernos de Luis Arce y de Alberto Fernández son estrechos aliados políticos y La Paz reconoció que Buenos Aires le facilitó el acceso a los medicamentos rusos.

El ministerio boliviano de Salud dijo por separado que el primer lote consiste en 6.000 vacunas, destinadas al personal médico y a los grupos de riesgo. Otra porción mucho más grande llegará en marzo próximo para inoculaciones masivas.

El vuelo del 16 de enero de 2021 de Aerolíneas Argentinas procedente de Moscú con la segunda tanda de vacunas (Foto: Presidencia de la Nación) presidencia de la nación

El primero de los vuelos que transportó la primera partida de vacunas llegó a la Argentina el 24 de diciembre con 300.000 dosis, mientras que el segundo lo hizo el 16 de febrero con la misma cantidad, para completar la inmunización de 300.000 personas que ya están siendo inoculadas en todo el país.

Tal como ocurrió con los otros dos viajes, este vuelo a Moscú se concreta de forma directa -sin escala técnica-, bajo la denominación de “ferry”, es decir, cuando la aeronave va vacía, solo con su tripulación de cabina e incluso técnicos de mantenimiento y de carga, según el caso.

La travesía también está a cargo de 10 tripulantes, entre pilotos y copilotos, que se irán alternando al comando de la nave, a los que se suman despachantes, técnicos y personal de carga, para llegar a 18 personas.

Inicialmente, se analizaba que el vuelo partiera el domingo pasado, pero se postergó por razones logísticas locales y de Moscú.