El Papa denunció que las organizaciones mafiosas “se aprovechan” de la situación que deja la pandemia con negocios a punto de la bancarrota o empresas que quiebran al tiempo que advirtió de que se “enriquecen con la corrupción”.

“Las mafias están presentes en varias partes del mundo y se aprovechan de la pandemia; se están enriqueciendo con la corrupción”, declaró el Papa durante el ángelus de este domingo que ha celebrado desde la biblioteca Apostólica del Vaticano por las restricciones vigentes en Italia.

El Papa Francisco durante el Ángelus

El Santo Padre ha hecho estas declaraciones con ocasión del día de la Memoria y el recuerdo de todas las victimas inocentes de las mafias, en la que Italia recuerda a aquellas personas que perdieron la vida a manos de las mafias, para defender la libertad y la democracia.

Francisco recordó que San Juan Pablo II denunció la “cultura de la muerte” de la mafia y Benedicto XVI los condenó como “caminos de la muerte”. “Estas estructuras de pecado, estructuras mafiosas, contrarias al Evangelio de Cristo, cambian la fe por la idolatría”, ha señalado.

El Papa también señaló que el lunes se celebra el Día Mundial del Agua, un recurso que según ha dicho “no es una mercancía” sino “un símbolo universal y una fuente de vida y salud”. Actualmente 2.200 millones de personas viven sin tener acceso a agua potable.

El Papa denunció esta situación y ha insistido en que es “necesario garantizar agua limpia y saneamiento para todos”. Por ello ha hecho un llamamiento para que los líderes políticos y económicos trabajen en este fin: “Pienso, por ejemplo, en la Universidad del Agua, en mi tierra, en los que trabajan para sacarla adelante y hacer comprender la importancia del agua. Muchas gracias a los argentinos que trabajan en esta Universidad del Agua”.