El papa Francisco se vacunó este miércoles contra el coronavirus, como parte de la campaña de vacunación del Vaticano. También recibirá la inoculación el pontífice emérito, Benedicto XVI.

El pontífice, de 84 años y considerado “grupo de riesgo” por su edad, recibió la vacuna producida por Pfizer-BioNTech luego de que se aplicara a los guardias suizos del Vaticano, agregaron las fuentes.

Papa Francisco Gentileza

Tras la adquisición de 10.000 dosis del fármaco, “esta mañana inició la campaña de vacunación contra la Covid-19 en el atrio del Aula Pablo VI”, informó a primera hora vocero papal Matteo Bruni.

Además del Papa y guardias suizos, la primera tanda de vacunas será destinada a enfermeros, médicos y gendarmes.

El propio Francisco había confirmado este fin de semana en una entrevista a la televisión italiana que se había anotado en la lista para ser inmunizado y lo había considerado una “opción ética”.

“Creo que éticamente todo el mundo tiene que vacunarse. Es una opción ética porque concierne a tu vida pero también a la de los demás”, sostuvo.

En las últimas horas, el secretario personal del papa emérito Benedicto XVI, Georg Gainswein, agregó que también Joseph Ratzinger, de 93 años, se dará la vacuna “cuando esté disponible”.