Este jueves, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner le realizó un gesto inesperado al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, al elogiar su posición sobre la última dictadura militar y expresó que “es reconfortante” que compartan “sensibilidades, vivencias y mirada similares”.

“Mas allá de las públicas diferencias políticas y económicas que tenemos, resulta reconfortante que uno de los dos principales dirigentes de la oposición comparta sensibilidades, vivencias y mirada similares sobre la tragedia de la dictadura cívico militar”, manifestó la ex mandataria en su cuenta de Twitter.

(DyN/Archivo).

En el marco de un nuevo aniversario del golpe de Estado de 1976, el jefe de Gobierno rememoró cómo fue el secuestro de su padre, también llamado Horacio Rodríguez Larreta, durante la última dictadura militar.

En las redes sociales, Rodríguez Larreta se refirió al Gobierno de facto que comenzó el 24 de marzo de 1976 como “el capítulo más doloroso de nuestra historia, en el que la violación a los derechos humanos fue una constante de un gobierno de facto responsable de crímenes de lesa humanidad y terrorismo de Estado”.

Asimismo, indicó que 45 años del golpe, Argentina tiene “una generación de adultos jóvenes que nacieron y vivieron toda su vida en democracia” y que hay “un gran consenso social para defender la vigencia plena del Estado de Derecho, sus instituciones y garantizar el pleno goce de los Derechos Humanos”.

En el video que compartió en sus redes, Larreta habló del episodio que se produjo en 1977 y que tuvo como victima a su padre, quien era un reconocido empresario del sector de la petroquímica, dirigente del Movimiento de Integración y Desarrollo (MID) y presidente de Racing Club de Avellaneda.

“Papá se levantó y dijo ‘voy a ver quién es’. Y no volvió. Después nos enteramos, por alguien que lo vio abajo no sé si un sereno o quién lo vio, que bajó como a abrir y que lo agarraron y, literalmente, en un Falcon verde se lo llevaron, en un simbólico Falcon verde. Y desapareció, no tuvimos más noticias”, recordó.

Horacio Rodríguez Larreta con su padreClarín

“Me acuerdo como si fuera hoy que al día siguiente o a la tarde siguiente o posterior, vino como un montón de gente a casa que yo sentía que nos daban el pésame. Una situación... Obviamente a los 12, uno entiende todo y sentí que perdí a mi papá en esa situación, donde nadie te cuenta, como que quieren preservar a los chicos, pero uno a esa edad capta”, detalló.

En este marco, contó como fue la liberación de su padre: “Pasó que se jugaba Racing-River, un partido muy visible. Y fue toda una noticia que el presidente de Racing no fue a la cancha y ahí se empezaron a armar noticias ¿Dónde estaba el presidente de Racing? Por la parte deportiva, apareció la desaparición del presidente de Racing y entonces se hizo público que el presidente de un club de fútbol había desaparecido. Al hacerse público por un tema distinto a la política, eso le salvó la vida”, señaló.