Ángel Di María convirtió el 1 a 0 para Argentina en la final de la Copa América ante Brasil con una definición muy parecida en la final por la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

//Mirá también: Susto en la Selección Argentina: Ángel Di María se torció el tobillo y preocupó a todos

Fideo la picó ante la salida de Ederson después de ganarle la espalda a Renan Lodi en la banda derecha y puso en ventaja a Argentina en una final después de 17 años. La última vez fue en la Copa América de Perú 2004, cuando César Delgado puso el 2 a 1 parcial ante Brasil.

Lo cierto es que el jugador del PSG ya había convertido un gol de estas características en la final de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, ante Nigeria. En aquel encuentro, ese tanto fue llegando desde la izquierda, también picándola de zurda, ante la salida de Ambruse Vanzekin.

Aquella medalla dorada fue la última que dio el fútbol, después de no clasificar a los Juegos de Londres 2012 y quedar afuera en fase de grupos en Río 2016.

//Mirá también: “Felicitaciones Brasil”: la tendencia impuesta por los argentinos en Twitter para mufar a Neymar y levantar la Copa América

El último gol que había convertido Argentina en una final

Pablo Aimar convirtió el último gol argentino en una final, fue en la Copa Confederaciones 2005, también ante Brasil.

En aquella oportunidad, el gol significó el descuento en un abultado 4 a 1 del equipo brasileño, que contaba con figuras como Adriano, Ronaldinho y Kaka. Ellos tres convirtieron todos los goles del Scratch, disputado el 29 de junio de 2005 en Frankfurt.

En las finales siguientes, Argentina fue derrotada sin convertir goles o igualando en cero llevando el partido a definición por penales, donde también cayó.